martes, 24 de noviembre de 2009

Ahora, un manifiesto

Los colonos españoles redoblan esfuerzos últimamente para conseguir su objetivo de uniformizar a todos bajo su criterio. Sólo así se puede entender las acciones esperpénticas y los ataques directos a la pluralidad de España que se niegan a aceptar. Su imperio siempre intentó uniformizar, con la religión católica, con la lengua castellana, la pureza de sangre, y estos fascistoides de hoy son dignos herederos de todo aquello.


Vemos como una desconocida agrupación de españoles, con muy poca idea y mucha mala intención, se erige en defensora de no se sabe que oprimidos por el imperialismo lingüístico catalán, que amplían a lo cultural y territorial. Curiosamente los países de la antigua Corona de Aragón que ahora son parte de España: Aragón, Catalunya, Comunidad Valenciana y Baleares. Digo yo que qué idea del tema tendrán estos colonos para decirnos desde fuera sobre cuestiones lingüísticas, hablando como lenguas distintas del catalán del aragonés oriental, valenciano y mallorquín-balear. Piden respeto los que acusan a PSOE y CHA de una ficticia imposición del catalán y los que manipulan la realidad lingüística e histórica. La única imposición es la aprobada en el congreso de UPyD, de la que no dicen nada, les debe parecer un proceder muy respetuoso.


Además se ríen.

El de querer retirar de la constitución, intocable para otras cosas, la protección a la pluralidad lingüística. No cabe en su idea colonial e imperial de España. Para mayor desvergüenza relacionan la falsa discriminación, son ellos los únicos que la propugnan con la superioridad del castellano, con el racismo. Ellos son los racistas y xenófobos. Con un discurso simplón, carente de ideología, que pueda calar facilmente en una capa de la población inculta y desconfiada. Así como un centralismo político y un reforzamiento de los símbolos de España, por estos caraduras autodenominados no nacionalistas. Se acaban los adjetivos para calificar su política. Porque además de hablar de las cosas de las que presumen, de las que dicen que importan a la gente, por ejemplo del paro y la crisis, casi nada o nada se conoce de sus propuestas.

No hay comentarios: