jueves, 6 de marzo de 2008

La culpa es nuestra

Conocida es la desfachatez en el tema del agua del PP, y el papelón de algunos de sus dirigentes aragoneses, otros no hacen papelón, sino que hacen del cinismo su arma para estar en la política, al estilo de Zaplana. Sin quitar que bien sea uno o el otro quien ataque, lo hacen como si los demás no existieran, basándose exclusivamente en minar al otro, empobreciendo la política española. A la sevillana Rudi, a la que se recuerda por su apoyo incondicional al trasvase del Ebro, le hacen una entrevista en el Periódico. Si en el fondo, la política hidráulica de ambos se diferencia poco, son igual de pantaneros.



Preguntada sobre el trasvase. Yo no he cambiado de opinión. El trasvase es el gran protagonista de la campaña del PSOE, porque no puede hablar de otra cosa. No puede hablar de gestión ni de política hidráulica. Lo que necesita Aragón es aprovechar el agua, y para eso hay que hacer las obras de regulación. Siendo yo alcaldesa y con el primer Gobierno del PP se puso en marcha la obra vital para que esta ciudad tuviera agua de calidad en pocos años: el recrecimiento de Yesa para traer agua del Pirineo a través de La Loteta. Esa obra está bloqueada por el Gobierno socialista. Licitamos el recrecimiento de Yesa y la ministra Narbona lo bloqueó. Mientras no se recrezca Yesa no podemos traer agua. Esa es la política del PSOE. Es lo que me gustaría discutir con los socialistas. Pero el PSOE habla del trasvase, porque es la cortina de humo para tapar su nula gestión. Sigue siendo igual de trasvasista. Por otra parte, en éstas fechas podemos ver a qué se dedican sus compañeros de partido. Ahora resulta que desde el ayuntamiento de Zaragoza, se tiene capacidad para decidirlo, a la par que el ministerio y la CHE. Sabíamos del colonialismo que intentan algunos, pero no que llegara tan lejos. Miente cuando dice que es culpa del PSOE, es culpa del peligro de la obra y miente cuando lo liga al abastecimiento. Nuevamente el PP se olvida d elas leyes europeas y de la financiación, que la UE obligó a desligar del recrecimiento para hacerla efectiva.


Además, dice la causa de por qué no se hizo el trasvase, y de paso refuerza su idea centralista del estado. Ahora hemos ido mucho más allá. En otros programas no estaba tan elaborado. Cuando nosotros gobernamos, la unidad de cuenca no estaba rota. Ahora sí, con las modificaciones de los estatutos de autonomía de Rodríguez Zapatero. Pero es más sencillo el mensaje de tapar la realidad. Alguien de un medio de comunicación me decía que en el última sondeo de la DGA el tema del trasvase no era prioritario. Miente o desconoce que la competencia de un río que pasa por varias autonomías, es exclusiva del estado. Salvo que crea que el estatuto aragonés puede hacer algo al respecto. En cambio su partido y el PSOE, míralos, junticos de la mano, han permitido a la Comunidad Valenciana la injerencia de adjudicarse los sobrantes inexistentes del Ebro. Pero eso no debe importar. Que se aplique lo de la realidad, y deje de manipular. Ahora resulta que en Aragón no preocupa el trasvase, únicamente las mentiras de PP y PSOE lo hacen posible.

Preguntada por los anuncios trasvasistas del PP. Echa mano del cinismo. Es la locura de una política hidráulica usada como arma arrojadiza. Por mucho que a Zapatero le oí decir hace poco que habíamos sido nosotros, quien ha sido es el PSOE de Aragón. Cuando se puso en marcha el Plan Hidrológico del PP se llamó a todas las comunidades para pactarlo. Y Bono, socialista y presidente entonces de Castilla-La Mancha, lo pactó. Y aquí en Aragón se utilizó como arma electoral. Y a partir de ahí empezó todo. Qué fácil ha encontrado un aliado en el PSOE. Aparte que el PSOE no fue el único, sino una postura casi unánime de Aragón y también de Cataluña y más personas del Estado. Nuevamente echar la culpa al PSOE. Es increíble la desfachatez, ahora la culpa es de quién se defiende, no de quien ataca, de quien lleva años insultando y mintiendo, y de cipayos como Rudi que les apoyan, que lo mejor que pueden hacer es quedarse en España y no volver. Que nos dejen tranquilos de una vez, y dejen de faltar al respeto a las personas que intentan defenderse de sus atropellos.



Porque insiste. No. Vamos a ver. Los compañeros del arco Mediterráneo tienen asumido que primero van las obras del Pacto del Agua. Y lo ha dicho Mariano Rajoy, que cada vez que habla de política hidráulica habla de las obras del Pacto del Agua de Aragón. No he oído hablar del Pacto ni al señor Iglesias ni al señor Membrado ni al señor Rodríguez Zapatero. Lo que dicen mis compañeros de Levante es que si después sobra, no se vaya al mar. Estupidez de decir que el agua se pierde en el mar. Hasta en Barrio Sésamo hay un nivel intelectual mayor, y lo digo habiéndolo visto de pequeño, cuando a esa hora había programas infantiles. Si piensa como ellos, que se vaya con ellos, a Marina d´Or por ejemplo. Lo peor es que miles de aragoneses, en un ejercicio de masoquismo e ignorancia, le van a votar.

No hay comentarios: