jueves, 8 de mayo de 2008

Centralismo socialista

Encuadrado en lo que venimos comentando, del giro conservador de Zapatero en ésta segunda legislatura, se han juntado varios hechos al respecto.
Por un lado, algo que es un pésimo augurio en el tema autonómico y cualquier otro, como es el anuncio de una reunión entre Zapatero y Rajoy, para tratar el citado tema autonómico. De ese tipo de reuniones tan aplaudidas desde el españolismo, dónde hablan de la sagrada constitución, del consenso y de la voluntad de las mayorías, frente a quienes plantean la insolidaridad y la ruptura de la convivencia. Enarbolando una vez más la idea de España como garante de derechos e igualdad. Las mismas patrañas de siempre.
Luego está la nueva demostración de autoridad y centralismo de la jefa de estudios, vicepresidenta del gobierno en sus ratos libres, De la Vega. Que deja claro lo dicho en el párrafo anterior. Los tiempos de reivindicación autonómica ya pasaron. Sería así si hubiesen cumplido los sucesivos gobiernos, en no hacer diferencias entre los estatutos, o por ejemplo, en pagar la deuda tributaria. Como no lo hacen, hay que seguir reclamando. Su opinión del engendro estatutario, produce indignación, como cada tema que toca. Su prepotencia, displicencia y desconocimiento, son preocupantes. Ese mundo paralelo ideal que se han creado. Con triunfalismo anuncia un periodo perfeccionamiento de los mecanismos de colaboración. Falta hace.
Por si faltaba alguien, un histórico del centralismo como Felipe González, sale a dar su opinión. Como es habitual en él, en plan de sentar cátedra, con un aura que no se sabe de dónde la ha sacado. Él fue uno de los grandes culpables de los agravios autonómicos. A través de un artículo en un medio amigo y adulador como El País. Cree que hay que retrasar el debate sobre la financiación, es decir, dejar las cosas mal hechas, por supuesto ya ni hablamos de la deuda tributaria. A lo mejor ya ni se acuerda de ella. Y la demagógica de que hay que atender a los ciudadanos. En un estado dónde las autonomías dan una parte importante de los servicios sociales, me parece importante saber con qué medios se cuenta, y si son insuficientes o hay agravios solucionarlos. El discurso españolista de siempre para el mismo tipo de gente ajena a la realidad de cada sitio. Que incluso se creen socialistas por comprar El País. Del hombre que moderó al PSOE hasta límites insospechados, que renunció al marxismo, por no hablar de dónde estuvo durante la oposición al franquismo y los réditos que obtuvo luego muerto el dictador, con una ley electoral pactada con UCD para frenar a los comunistas y nacionalistas no españoles. Sobre el minuto 5,40 del video, queda la frase para la historia. Aunque el video recoge alguna más.






Y como están de festejos, celebrando la victoria del absolutismo de Fernando VII, sobre las ideas ilustradas, no podía faltar el rey, tan campechano como siempre. Que todo lo que dice está claramente dirigido a un objetivo de mantener esa imagen, de garante de la españolidad y las buenas costumbres. Discursos tan rancios, vacuos y autocomplacientes, se le aplauden a rabiar. Y de falsear la historia, sólo hay que repasar el reinado de Fernando VII. El dos de mayo fue na toma de conciencia de identidad nacional, de la nación, basada en las ideas de libertad, unidad, igualdad y solidaridad. Una jornada cuyo protagonista no fue otro que el pueblo español, verdadero titular del ser y del destino de nuestra nación. Cobra hoy una nueva dimensión en el espacio europeo de paz, integración y solidaridad al que pertenecemos, y permite constatar con orgullo la realidad de la España de hoy que juntos hemos construido. Una España moderna, libre, democrática, unida, plural y diversa, basada en los conceptos de justicia, igualdad y solidaridad, que asegura nuestra preciada Constitución. A configurar los perfiles de la nueva América y de la España moderna y constitucional. Asquea tanta manipulación y adulación. Por supuesto, a pesar de repetir constantemente los conceptos España y nación, no tiene carga política nacionalista, eso es para los demás. Como al principio, asociar España a los conceptos positivos.

No hay comentarios: