miércoles, 27 de septiembre de 2006

Aznar I el Integrista

Los desvaríos mentales del afortunadamente expresidente, son cada vez más graves, sueños de grandeza, de ego, trufado de integrismo cristiano a lo Pat Robertson, deleznable personaje empeñado en seguir los pasos de William Randolph Hearts y Goebbels. El caso de Aznar, en plan presidente ex estadounidense, dando conferencias y clases magistrales, engordándose el bolsillo ya de paso, es claro de patología de ansia de protagonismo, una vez que ya no es presidente del Gobierno, afortunadamente, ni líder del PP, matizando esto último, su mano sigue presente en la sombra y tiene al hombre de paja para seguir mandando. La cantidad de barbaridades que ha dicho los últimos meses es a cual peor. ¿Realmente piensa eso? de ser así es aún más fascista de lo que nos imaginábamos. Lo peor es que sigue teniendo miles de incondicionales, eso en el fondo beneficia a los opositores a él, nos da la razón, y dificulta la vuelta del PP al poder, mientras siga el sector duro. Si realmente Rajoy no comulga con ello, es un lameculos para ser el elegido por Aznar y le falta muchísima personalidad, para una vez elegido seguir igual y no imponer sus ideas, a fin de cuentas, la democracia brilla por su ausencia en el PP.
Pónganle bigote.

Alentado por estar viviendo su sueño americano, esta vez el Hudson Institute de Washington, y supongo que sacando esa voz aún más de gilipollas, con su inglés de Opening, la habitual cuando habla en estos sitios, creyéndose por encima del bien y del mal, más prepotente y fascista que nunca, con un ego descomunal. ¿Cuál es la reacción de un sujeto así a las desafortunadas palabras del Papa sobre el Islam? Otro ejemplo de saber cual es el momento más adecuado para hablar de según que temas, tengo que reconocer que estaba en contra de muchas opiniones y actitudes de Juan Pablo II, pero sí me gustaba su intención de estrechar lazos con las otras variantes del cristianismo y con otras religiones. Dudo que hubieran salido de su boca estas afirmaciones y más en un momento delicado como éste. Pués esta ¿Cuál es la razón por la que nosotros tenemos que pedir disculpas y ellos nunca tienen que hacerlo? Mamá, Juanito se mete conmigo, victimismo barato y demagogia. Como un lema electoral, vamos a más Aznar, se reconoce un admirador de Isabel y Fernando. El yugo y las flechas de su juventud falangista sale a relucir, caspa añeja y manipulación histórica. Estos solo unieron dinásticamente Aragón y Castilla, no políticamente.
José Antonio, ¡presente!

Un montón de personas en todo el mundo exige al Papa que pida disculpas por su discurso, pero ningún musulmán me ha pedido perdón por ocupar España durante ocho siglos. Absurdo es pedir perdón por lo ocurrido hace siglos, también los castellanos tendrían que hacerlo por la conquista de América, ¿que culpa tienen las gentes de hoy? Si acaso el estado de manera simbólica. ¿Recuerda la vergonzosa expulsión de los moriscos? Como antes lo fueron los judíos y los musulmanes no convertidos. Pero no se puede pedir perdón por algo inexistente. En el año 711 no existía España como estado, sólo el solar, ni atisbo de ella. Una manipulación más, ahí la historia y la antigüedad como nación sí vale para justificar la unidad de España, pero no vale para los nacionalismos periféricos. Volviendo al tema, ¿cómo tan poco número de árabes pudieron dominar un territorio tan amplio? Sólo por superioridad numérica cristiana, habrían sido seguramente derrotados. Sería que no se estaba tan mal, es más, muchos se convirtieron al Islam, por beneficio social, como los Banu Qasi. Más lógico parece pensar que las luchas entre los visigodos, y la llegada de una cultura superior, fueron los factores determinantes. Lo que sí se hizo con sangre fue la llamada Reconquista o conquista a secas. Sólo hay que encuadrar las cosas en su contexto histórico. Donde se tiene como dogma a gente tan curiosa como don Pelayo y la virgen de Covadonga.

Aznar de pequeño soñaba con emular a Don Pelayo.

Por otra parte, a nivel personal y como aragonés, considero que la cultura islámica es una parte de mi esencia, como lo son el resto de culturas que han pasado por Aragón. Formando una personalidad singular y basada en la convivencia pacífica. Aznar y sus acólitos parecen avergonzarse de la herencia islámica, tan palpable en España. Yo me siento orgulloso y satisfecho de ese legado histórico y cultural. Huyo de revivir enfrentamientos religiosos, propios de la intolerancia de otras épocas, y que tantas muertos han causado. Especialmente la Iglesia Católica no puede estar contenta de su actitud histórica en este tema. Me encanta ver la fusión cultural del arte mudéjar, por ejemplo, o edificios emblemáticos como la Aljafería. Quizá en Aragón más presente que en otros sitios, pero es simplemente una cuestión de tolerancia.

Es curioso que diga El diálogo en política es esencial, alguien que destaca por el autoritarismo, como falsa imagen de estado fuerte, siempre con ideas simples y populistas. Considera la alianza de civilizaciones una estupidez, incomprensible, cuando estamos en un tiempo de guerra en el que es o nosotros o ellos. ¿Quién ha buscado esa guerra alentando fanatismos con sus políticas arbitrarias y equivocadas? Pero es otro tema del que se puede hablar mucho. Al más puro estilo maniqueo de Bush, conmigo o contra mi.

Americanitis aguda, ¿se puede poner más cara de estúpido?

Rajoy, al que le falta personalidad para quitarse este lastre, sarcásticamente quien le llevó al poder, intentó salir del paso, con voz más atiplada de lo normal. Yo no me ocupo de la Historia, ni de Franco, ni de la Memoria Histórica, ni de la invasión de los árabes. Yo me ocupo del futuro. El siniestro Zaplana en su línea, tiene derecho a expresarse en los términos que considere oportunos, por eso está por encima del bien y del mal. A ver si ahora va a haber que perseguir a Aznar por lo que haya dicho a miles de kilómetros de distancia, la distancia es el olvido, por más barbaridades que se digan. Ana Botella, haciendo ídem, dijo que siempre estaba de acuerdo con lo que dice su maridito, como buena mujer tradicional española y católica, no hay que llevar la contraria al marido, tampoco es que le dé para más, sólo para hacer comparaciones frutales.

Siempre agresivo e intolerante.

No hay comentarios: