lunes, 6 de febrero de 2012

Arias Cañete amenaza

No se puede esperar nada mejor de quien dijo que el anterior PHN se haría por cojones y sería un paseo militar. Con una visión totalmente capitalista y colonial de un recurso como el agua.

Trabajaremos más en aquellos territorios que colaboren en un esquema, y los que no quieran, pues pasará lo que está pasando en Aragón, que está afrontando una de las sequías más duras sin tener infraestructuras para poder hacerlo. El Gobierno dialoga con todo el mundo pero tiene la obligación moral de revisar la política hidrológica más fracasada de la democracia.

Tiene la miseria moral de relacionar la sequía en Aragón con el trasvase, de estar hecho es evidente que habría menos agua para paliarla y que si no llueve no puedes guardar agua por más embalses que hagas. Es intolerable la amenaza soterrada y la sumisión que pretende. Por un lado mucho mejor si no hace los embalses pero es intolerable esta manera de hacer política. Debe ser que él debe ser un ejemplo de diálogo y que lo que llevan décadas intentando es todo un éxito a pesar de ir contra todas las teorías modernas de gestión del agua. 

Aún así siempre es más fácil con gobiernos autonómicos sumisos y consejeros con el aspecto de trasnochado de Lobón, que no se le ocurre mejor cosa que ir a Navarra a pedir apoyo al recrecimiento de Yesa, pieza clave del PHN según el mismo Matas y por tanto del trasvase. Todos los problemas geológicos y de seguridad se los pasa por alto. No se le ocurrirá nunca visitar a los afectados y conocer sus impresiones, es más fácil ir al granero de votos de las Bardenas a seguir vendiendo humo y ganar tiempo y dar el plazo de 2016 (sic) como fecha de conclusión de la obra. Teniendo el atrevimiento de afirmar.

Es una cuestión de voluntad política ya que los temas técnicos están solucionados. 





Con esa cara es imposible trasmitir ninguna credibilidad. Luego hay personajes de un egoísmo como Vinué.


Los agricultores tenemos que sacrificar la mitad de nuestros cultivos de invierno para poder regar en verano, con lo que las exportaciones se reducen a la mitad.

Ojo, menudo sacrificio, no es dejar tus tierras ni tu pueblo sino una parte de más de una cosecha al año, en las que gastan ingentes cantidades de agua.

No hay comentarios: