miércoles, 14 de diciembre de 2011

Cayetano y el trabajo

Históricamente la aristocracia ha trtado con desprecio al pueblo trabajador, no podía ser menos en la rancia casa de Alba, esa familia que cada año recibe millonarias ayudas europeas por no cultivar, mientras que muchos pueblos andaluces están llenos de paro y con gente dispuesta a trabajar esa tierra. A la que desde el españolismo se culpa de no trabajar y cobrar el PER sin darse cuenta de la situación socioeconómica andaluza, que deriva desde los tiempos de la conquista a los árabes. Como el desalmado de Durán i Lleida. Así alguien que ha contado con todos esos privilegios desde su nacimiento y que dedica buena parte de su tiempo a montar a caballo, Cayetano Martínez de Irujo tiene la desfachatez e indecencia de decir.

Cuando ves que la gente joven no tiene el menor ánimo de progresar, eso es grave. Eso sólo pasa en Andalucía. Sinceramente. Eso en el norte de España no pasa, en el centro tampoco. Ni tan siquiera en Extremadura.

Unas declaraciones llenas de clasismo y hasta de xenofobia, mira que ni siquiera en Extremadura, otra comunidad maltratada por los tópicos tienen la vagancia como en Andalucía. La auténtica rémora para Andalucía son los terratenientes como él.

No hay comentarios: