domingo, 15 de agosto de 2010

DIA positiva de Yesa

Un nuevo desatino con premeditación y alevosía la Declaración de Impacto Ambiental positiva. Una huida hacia adelante en el pozo sin fondo en que se ha convertido Yesa. Una obsesión muy cara. Más de doscientos millones para hacer el canal de desagüe y meter hormigón en el estribo derecho. Tanta precaución no es más que un argumento más para los que dudamos de la seguridad. Eso sí, como va en la DIA ya se lavan las manos si pasara algo.


(Foto Heraldo)


Por si hay dudas razonables ahí está la secretaria de Estado de cambio climático, Teresa Ribera, para aclararlas. Aunque se declare incompetente para analizar pormenorizadamente el tema de la seguridad. Lo que es otra incongruencia para que la DIA sea aprobada. Espero que si pasara algo, ojalá no, también asuma su responsabilidad. Si le importa más la política que la seguridad. Otro asunto es cómo estos años desde que se encargó en 2005 una nueva DIA han continuado con las obras, era evidente que sería positiva, pero ¿qué habrían hecho si no hubiera sido así? ¿Y el dinero gastado? Como siempre siguen la política de hechos consumados.


Teresa Ribera


Además presumen que bajando la cota de 521 a 511 se reducen las afecciones, menos mal. La DIA completa. A nivel ecológico, no inundar Sigüés o afectar "mínimamente" al Camino de Santiago. Es lamentable que sigan citando el abastecimiento a Zaragoza, que la UE obligó a desligar para dar financiación. Descalifica la alternativa de la Fundación Nueva Cultura del Agua y los estudios geológicos de Antonio Casas. El promotor claro. Y eso que la CHE por fin reconoce que está sobre una falla. Que no se ha movido en cincuenta años, pero no quiere decir que no se vaya a mover sobre todo si le metes más presión.

No hay comentarios: