domingo, 6 de junio de 2010

Aznar ataca de nuevo con el trasvase

Cada vez que tiene ocasión el PP insiste con el trasvase. Generalmente en auditorios afines, en este caso los aborregados eran las Nuevas Generaciones de Lorca. Son especialmente cobardes porque cuando vienen a Aragón o no hablan o emplean otro tono y mensaje. Hablan de hacer pantanos, que es lo mismo.

Aznar con total desfachatez, la que le caracteriza, reincidía en ello. Que sepan que nos tendrán aquí enfrente. Hasta le dieron un premio por la defensa del agua, la que ellos quieren apropiarse. Ya está a la altura de Alfonso XIII, qué bien.

La derogación fue un hecho absolutamente imperdonable desde el punto de vista histórico en España. Era un proyecto de solidaridad y una obra de justicia. Repartía el agua para todos, en muy buenas condiciones. Espero que la próxima vez que visite esta ciudad y el conjunto de la Región de Murcia reciban de otras partes de España el agua que tanta falta hace aquí.

Ya hemos visto sus ridículos intentos de justificar el trasvase por la historia. Como si fuera algo mesiánico. Pervirtiendo el sentido de la palabra solidaridad. Cuando vemos escándalos urbanísticos ligados al trasvase, a la promesa de agua. Una justicia que se basa en castigar a zonas ya castigadas por los actuales embalses. Promoviendo el desequilibrio entre territorios y creando enemistades sin sentido e interesadas. Muy de su estilo. O conmigo o contra mí. Unas condiciones muy buenas pues era el Estado el que financiaba la gula de agua, sin respetar las directivas europeas ni el principio de reversión de costes. Un tipo que habla de todo ello sin reconocer los errores en Irak que siguen costando miles de vidas. Antes de criticar que asuma lo suyo.

No hay comentarios: