domingo, 11 de abril de 2010

De los Ríos y el trasvase

Los trasvasistas suelen esforzarse por buscar los argumentos más peregrinos para tratar de dar credibilidad a su pensamiento. Una de ellas son los anacronismos históricos. Buscando algún precedente y haciéndolo análoga a la situación actual sin tener en cuenta el contexto.

Así la fundación con sede en Valencia "Agua y progreso" (el suyo) ha rescatado del olvido a Félix De los Ríos, quien planeó el primer trasvase del Ebro. Una exposición con sus textos. Con el añadido de que era aragonés, como para enmendarnos la plana ochenta años después. Yo añadiría que con ese apellido ya se le veía venir.

Como si hubieran encontrado poco menos que la piedra filosofal. En ninguna otra cuestión se justifica un plan o actuación a seguir con planes de hace ochenta años. Para empezar habría que comentar los caudales del Ebro. En la década de los sesenta de más de 18000 hm3 y actualmente no llegan a 9000 hm3. Entre otras cosas por la regulación, el cambio climático y los diversos usos del agua.

Un trasvase con una enorme presa en Xerta para derivar 1500 hm3 de agua. Una obra faraónica. Incluso aunque digan que el derogado era 1050 hm3. Sólo los trasvasistas, con independencia de ser del PP o PSOE invocan estas trasnochadas ideas y proyectos. Personajes como Lorenzo Pardo, Indalecio Prieto o Felix de los Ríos, a los que hay que saber contextualizar y no trascribir su pensamiento literal, pues se ha evolucionado desde entonces. Una manera de actuar que ha causado dolor y que ha convertido a unos territorios en colonia de recursos para otros. Habrá que dejarlos tranquilos.

El blanco y negro se le adecua

No opina así José Alberto Comos, presidente de esta fundación inquietante.

En el documento se demuestra que aquellas personas tenían un concepto altísimo de España y de la solidaridad. Decía que Aragón tenía derecho preferente sobre el agua que pasaba por ahí, pero daba la oportunidad a otros territorios de aprovechar los excedentes.

Nuevamente mezcla los conceptos España y pervierte la palabra solidaridad. No cuenta por ejemplo si están dispuestos a asumir el coste íntegro de llevar el agua como indica la Directiva Marco del Agua. Manipulando el uso preferente del agua y hablando de sobrantes inexistentes. Ni de la necesidad de regular con nuevos embalses ni de las consecuencias, que por supuesto desconoce y no le preocupan en absoluto.

No hay comentarios: