viernes, 20 de febrero de 2009

Memoria

Con el pueblo de Magallón tengo evidentes lazos afectivos, los que dan vivir doce años. Por eso me tomé con más emotividad esta noticia de la fosa común. Por otra parte su existencia era conocida y cada 14 de abril se les rendía homenaje. Un pueblo de tradición socialista. Ubicado en una zona donde hubo bastante represión en los días de la guerra civil. Sin embargo en el ambiente no se notaba resquemor, aunque se cruzaran personas de ideologías contrarias. En general siempre ha sido un pueblo bastante abierto y tolerante, donde sus gentes destacan por ser muy acogedoras.

Foto El Periódico



Cuando sucede una noticia así, como en tantos puntos de España, hay mentes mezquinas y con bastante por esconder que hablan de revanchismo. Pensando que ahora se va a hacer como en los años de paz que siguieron a la guerra, donde siguió habiendo represiones. Donde sólo se homenajeaba a una parte, quedando la otra como auténticos delincuentes. Es en ellos donde todavía anida el odio. Se trata unicamente de la dignidad humana de dar una sepultura digna, los familiares que puedan recordar a sus víctimas y honrar su recuerdo en defensa de los valores democráticos.



En la fosa de Magallón hay magalloneros, gentes de la comarca, navarros, oscenses y vascos. Quizá unos ochenta y cinco. Obtienen ahora un merecido reconocimiento. Incluido un documental. Una frase esclarecedora de Olga Alcega. ¿Venganza? No. Olvido, tampoco. Y perdonar... No sé a quién, porque nadie nos ha pedido perdón. Queremos acabar con esto y darles el recuerdo y el nombre que no pudieron tener en su momento.

No hay comentarios: