lunes, 12 de mayo de 2008

Obstáculos

Han comenzado los trabajos que eliminarán la barrera que actualmente suponen, dos líneas, eléctricas y de gas, que rodean el vaso del embalse de Yesa. Para los pantaneros es importante porque agilizará las obras. Y así llegar a La Loteta como almacén del manido abastecimiento a Zaragoza. Tal como está la situación, y a pesar de los esfuerzos, cualquier cosa les ilusiona.


Otro tipo de obstáculos son más lamentables.


Para éste tema y la salud democrática, de por sí, no demasiado boyante en España. Como el político fascista Manuel Fraga, célebre por su baño en Palomares y por ser el autor de la frase "La calle es mía", en Vitoria siguen acordándose de él cada marzo. Ahora vuelve a dar muestras de su falta de respeto a los que no opinan igual, y como es habitual, descalifica a falta de argumentos. Sólo un imbécil o un loco negaría el trasvase de agua a Cataluña. Aquí el imbécil y carpetovétonico eres tu, la falta de argumentación es escandalosa hasta en él. Luego una ración de españolismo y populismo. Todo lo que hay en España es de los españoles y hay que repartirlo bien. Entonces también lo son los playas, los mariscos, etc, por no hablar de la atención que el Estado le presta a Aragón. El dinero que ha recibido Galicía de los fondos de solidaridad y lo que ha percibido Aragón. El Ebro, que ni nace ni muere en Aragón, debe servir de base para no recurrir a las fórmulas pintoresca de la señora Narbona. Lo que se defiende en las políticas avanzadas, es pintoresco, clásico de un fascista que se cree por encima y trata con displicencia a los demás. Encima siendo mujer. No nace en Aragón pero aporta el 50% del caudal y la cuenca. A Fraga no le disculpa ni que esté chocho y hasta se duerma como un abuelete en el senado, porque siempre ha sido así de fascista. Y por desgracia, como varios de su calaña, morirá en la cama y sin ser juzgado.



Para reclamar el trasvase con insistencia, ya están sus compañeros de partido. En una de las habituales ofensivas trasvasistas del PP. Aunque cuentan con la ayuda de políticos como Marcelino, que sigue negando que sea un trasvase, y resalta la independencia y libertad dada a la comisión que dictaminó el informe jurídico encargado por él. Pareciera que quisiera justificarse o excusarse. Y eso que debería estar contento, porque los regantes han aceptado San Salvador.

La nueva patochada pepera, es recoger firmas en Andalucía, Murcia y Comunidad Valenciana. Como si les hiciera falta más apoyo en esa zona. Javier Arenas dio muestra de su incultura y desvergüenza. Clama al cielo que muchos políticos de España mantengan una actitud de egoísmo incomprensible, al preferir tirar el agua al mar antes de que sea enviada a las comunidades valenciana, murciana y andaluza. Con él se agotan los calificativos ante su mezquindad y manipulación goebbeliana. Usando el apoyo del PP al trasvase a Barcelona, cómo y a cambio de qué. El trasvase que se ha hecho a Barcelona ha contado con el apoyo del PP. Por ésta razón seguiremos reclamando el trasvase de las aguas que sobran, las que se tiran al mar, como herramienta para incentivar el crecimiento económico y garantizar el empleo en estas regiones. El crecimiento en las zonas cedentes, le importa más bien poco. Argumentación de vergüenza ajena, a la altura de la causa que defiende. Las causas nobles se ganan también en la calle. Ahí tiene razón, pero en lo contrario de lo que defiende. Salvo que considere que echar a la gente de su casa es un acto noble. Sólo se pide agua para beber, para comer y para vivir sin quitársela a nadie. Creo que para eso tienen, y si les falta es por promover actividades insostenibles, así que la solución es sencilla, adaptarse a lo que hay, como hacen los demás. Eso sí, las desaladoras no las quiere para nada, ya es distinto cuando supone algún inconveniente en tu territorio.

No hay comentarios: