domingo, 4 de mayo de 2008

Hasta agotarlo

Eso pretenden con el Ebro. Abierta la veda con el trasvase a Barcelona, como era previsible. Una acción justifica la otra, y encima lo llaman agravio comparativo. Hay que tener descaro. Los paganos de todo ésto en todo caso son los de siempre. Los que sufren las infraestructuras hidráulicas. Y a todo ésto, los del GA siguen necesitando un informe jurídico para saber si es un trasvase o no. Dentro de poco les tendrán que acompañar a casa, no vayan a perderse en el camino.

Vicente Rambla (Foto El País)


Un habitual de éstas lides, Vicente Rambla, vicepresidente valenciano se despachó con desfachatez. Zapatero ha ido activando gran parte de las propuestas que incluía el Plan Hidrológico Nacional que hizo el PP respecto al trasvase del Ebro. Ya sólo queda por poner en marcha la parte del trasvase que hace referencia a la Comunidad Valenciana, a Murcia y a Almería. Es que ellos sí saben cómo gestionar el agua, y Zapatero les ha ido cogiendo, pero en vez de lo bueno, si había algo, lo peor. Así ya acabamos de esquilmar el Ebro. Lo dice como si fuera una menudencia, cuando son cientos de kilómetros de tubería y 1050 hm3 anuales.
Y la guinda. Un trasvase para regar es tan respetable como el que se ha permitido para beber. Resulta que ahora ya no tienen sed, que es para regar. La prioridad la marca la propia ley, el consumo urbano está por delante del agrícola. Y no es respetable trasvasar para regar porque se empeñan en regar dónde no hay recursos, dejando seco el medio de vida del delta, dónde el riego cumple una función ecológica del estado del río, y forma parte de la cultura e idiosincrasia de la comarca, la relación con el río.

No hay comentarios: