domingo, 6 de abril de 2008

Oportunismos varios

Vemos como cínicamente, el consejero murciano de agricultura y agua , Cerdá, defiende el trasvase a Barcelona. Cuando siempre han criticado el presunto trato de favor del gobierno a Cataluña. Claro que para quien defiende los trasvases es obligatorio apoyarlos todos, se encuentran entre la espada y la pared. Estoy convencido de que habrá trasvase del Ebro a Cataluña, porque Barcelona lo necesita. No se puede dejar a la población desabastecida, ni tampoco a los regadíos. Si no se hubiera derogado el trasvase del Ebro de forma improvisada, por razones políticas, que no técnicas, en este momento Barcelona no tendría ningún problema. Debe ser que los cultivos de arroz del Delta no cuentan como regadío, o que el regadío es una de las principales actividades económicas del área metropolitana barcelonesa. Si pasa menos agua por el Ebro, menos agua para éste trasvase, por mucho que se incluyera en el anterior PHN el ramal a Barcelona.

Por lo pronto, ya tendría que pasar por encima de las gentes del Delta, encarnada su lucha en la Plataforma de Defensa del Ebro. Aunque siempre contará con el apoyo del lobby de regantes llamado FENACORE, y su sempiterna petición de embalses y trasvases, haya sequía, inundaciones o haya nubes y claros. Aunque tienen el detalle de que se haga el trasvase siempre que haya "sobrantes". Su presidente Andrés Del Campo tiene la desfachatez de llamar a los embalses, obras de compensación por el trasvase. Aprovechando una crecida puntual y natural para hace populismo. E improvisados aliadas lleidatans, como la vicepresidenta del congreso y miembro del PSC Teresa Cunillera, que reclama Agua para todos, reutilización y buen aprovechamiento, que no falte el barniz verde. Haciendo seguidismo de Baltasar, traidor a los ideales que le han llevado a esa consejería de medio ambiente. La coartada para justificar el trasvase a Levante, como ya ha hecho saber el gobierno valenciano, a través de García Antón. Que no sólo lo reclama, sino creen tener más razón para hacerlo. O de Ricardo Costa. El trasvase del Ebro como la única y mejor solución para los problemas que acarrea la sequía. Con la verdad absoluta, aburren.

En Aragón, los de siempre, no dejan escapar la menor ocasión de obtener más agua. Para seguir dando cara a España la sensación de querer toda el agua, y dar mala imagen. La Comunidad General de Regantes de Bardenas, propone elevar caudales desde el Irati a través del canal del río Aragón. Justificado por el tristemente célebre Luís Ciudad. Se puede elevar agua de un tramo del Aragón una vez que el embalse de Itoiz ha vertido a este río, para que posteriormente, pueda haber una elevación al Canal de las Bardenas. Más le valdría elevar su catadura moral, que anda por los suelos. Insaciable su gula de agua. Para el Gobierno de Aragón y la mayoría de la gente, eso no es trasvase. La coherencia no es su fuerte. Más grave en el caso de los políticos.

No hay comentarios: