martes, 19 de febrero de 2008

Público

El diario Público, de reciente aparición, y que se considera dentro de la corriente progresista, ese cajón de sastre que aglutina a personas de diversa ideología, algunos hasta faltos de ella, con el único objetivo de que no salga el PP, incluso algunos creen diferenciarse mucho de él y presumen de izquierdistas. Felices de su españolidad, ni con Rajoy ni los nacionalistas periféricos, en su autocomplacencia. Publica un reportaje sobre partidos políticos poco conocidos por el gran público, en gran parte por el centralismo informativo generalizado en los medios, y la displicencia empleada.

Después de treinta años de constitución, aún no se han enterado de que España se articula en comunidades autónomas, no regiones, y eso tiene su matiz político de displicencia. Empleando un tono pintoresco para la noticia, y de dar la impresión de ser partidos poco serios. Partidos regionalistas de Guadalajara, Cuenca, Cantabria, Aragón, Asturias o Leganés pegarán carteles también el próximo día 22, inicio de la campaña electoral.
Así ve la progresía madrileña, al nacionalismo aragonés, aunque no pase por su mejor momento, aún saca más votos que los partidos con los que los encuadra. Con respeto para esas formaciones, pero que hablando de elecciones generales, no han sacado representación ultimamente, mientras las opciones aragonesistas, son junto a vascas y catalanas las únicas de una autonomía que siempre han estado en el congreso, con el desaparecido PSA y el PAR, y ahora los últimos ocho años con CHA, que para el redactor no han contado, para ponerlas con partidos como Nafarroa Bai, BNG o EA, formaciones con una representación similar, tampoco pido que los pongan con PNV, CIU o ERC. Una muestra más del profundo desconocimiento que se tiene sobre Aragón, y de la falta de consideración.

No hay comentarios: