jueves, 13 de diciembre de 2007

Adelante con la injerencia valenciana

Paralelamente a la pomposa presentación de Gran scala, recibíamos una noticia negativa. El Pleno del Tribunal Constitucional desestimaba el recurso del Gobierno de Aragón, contra el artículo 17 del estatuto valenciano que se arroga derechos sobre los sobrantes de otras cuencas. Curiosamente algunos lumbreras redactaron un informe durante la tramitación del estatuto aragonés en el congreso, en el que se ponía en duda la constitucionalidad de la reserva hidráulica. Ahora vienen con éstas. Siempre desde la lejanía de la metrópoli y desde el interés ajeno. En fin, reconoce el derecho a la injerencia en otras comunidades, cuando es el propio estado el que tiene la competencia exclusiva en los ríos que trascurren por más de una comunidad. ¿No es una otra intromisión? Más cuando en el estatuto aragonés no hay ninguna traba al trasvase, de haberla habido posiblemente la habría echado atrás. A unos se les permite y a otros no. Otro agravio.

La bandera es indicativa de qué intereses defiende.

Reconocen ese derecho, a unos sobrantes que no existen, por otra parte. A costa de otros derechos de los demás. El derecho a libertad de residencia, a la igualdad de oportunidades, a disfrutar de un medio ambiente cuidado, el cinismo valenciano llega a incluir una frase similar en ese artículo. Admiten estos señores del tribunal a que un territorio sea colonia de agua de otro. Una cosa es presentar las cosas de una manera simplista, como hacen desde Valencia, con un fondo de justicia, pero con una manera injusta y equivocada de solucionarlo. Han legitimado judicial y legalmente el trasvase. Es más grave de lo que puede parecer en principio, además sienta precedente. Claro que tienen derecho a un agua de calidad, como todos, pero no a costa de los demás. Ni de pisotear otros derechos. Es una redundancia, y hasta infantil, yo también tengo derecho a disfrutar de los aires del mar, y no por ello me lo dan gratis. Si las consecuencias no las saben los jueces, que se informen, y más grave es si las conocen. Lo grave es que los siete magistrados se llaman progresistas, y los cinco conservadores hicieron voto particular discrepante.



Desembocadura del Ebro



Una justicia que deja impune el caso Yesa, machacando al débil, y que ahora se alía y legitima con el poderoso sin dudarlo. Es la historia de siempre en la política hidráulica. Dar más alas a los trasvasistas, que ahora sacan pecho. Y se ven legitimados. Viendo a Camps, se hacen con todo Zapatero nos quitó el agua del Ebro. Debe ser que ahora el agua del Ebro o del Pirineo mejor dicho, aunque a Camps no le alcance a comprender, pertenece a los valencianos. Y los magistrados le avalan la ocurrencia y el disparate. Califica de buena la notica, como el murciano Cerdá, para quien además avala sus teorías. Quizá deba distinguir entre disponer y cómo hacerlo. Más sorprendente es De la Vega, en la línea de Camps, quizá pensando también en las próximas elecciones como cabeza de lista por Valencia. La cercenadora del estatuto entre otras cosas se expresaba de una manera colonial. Una buena noticia, que confirma la validez de lo aprobado en las Cortes. Sienta un precedente para el resto de causas abiertas. Valida la política colonial española, como para no estar contenta, a su interés.


Camps.

En Aragón, como siempre ha habido reacciones catetas, todas restando importancia a este revés, entre ellas la de Biel. Con las regulaciones pendientes, ya no sobrará agua y nada podrá exigirse en función de este artículo. Tiene tanta idea de agua como los trasvasistas, pide ya de paso más pantanos, y dice que así ya no hay trasvase. No se puede ser más simple y demagógico. Seguro que está pensando en Gran Scala como aprovechamiento útil de agua. Jesús Miguel Franco, no sa una con los trasvases, defiende el de Cantabria y se opone a éste con semejante argumento. Un trasvase no dependería de Valencia, sino del Estado. ¿Dónde tiene más interés el estado o lo que es lo mismo el partido gobernante? Las declaraciones de De la Vega no las ha debido de captar. Tan sólo CHA valoró en su medida la peligrosidad de ésta noticia. Es un cúmulo de pequeños acontecimientos uno tras otro en el mismo sentido.

No hay comentarios: