martes, 6 de febrero de 2007

Fueron felices y comieron perdices

Contenticos de su hazaña regresa al país el que podríamos denominar cuarteto de la muerte (PSOE, PP, PAR e IU). Han conseguido una vez más matar la ilusión de al menos salir del pelotón de torpes, pero nos hunden más, ya lo hicieron en las cortes aragonesas y ahora en las españolas. Como reeditando un nuevo Pacto de Montalbán como en 1981 la UCD con Biel entre otros, nos cerraba el camino a la vía rápida autonómica, acuerdan las enmiendas estos cuatro partidos sin admitir la de ningún otro partido. En un ejercicio antidemocrático y de tahur, de jugar con las cartas marcadas. No es de extrañar, son partidos españoles, y su interés es ese, no el de Aragón que es de lo que se trata. Siguen vendiendo la mentira de que mejoran el texto y que será comparable a los mejores, no por repetirlo miles de veces van a conseguir que sea cierto. Si han querido ir por ahí pueden hacerlo, allá ellos con su conciencia y si han sabido defender a Aragón, pero que no traten de engañar a la gente. Zapatero afirmó que respetaría lo salido de las cortes aragonesas, menos mal, y que sólo se modificaría por acuerdo de los grupos. Está muy clara la culpabilidad y sumisión, empezando por el preámbulo, que era de lo más potable. Por obra de estos personajes infames, Aragón nace como entidad política en 1982, gracias a la magnanimidad de la Constitución. No existió la decapitación del Justicia, ni los Decretos de Nueva Planta y su derecho de conquista, ni el estatuto de Caspe (habría servido para ser autonomía histórica y de primera), ni la manifestación del 78.


Seguimos como hace 25 años.

Lo que presentan como un logro, la reserva hidráulica de 6550 hm3, los trasvasistas son tan sumamente ignorantes del asunto, ven sólo al Ebro con delirio, que no ven que es la mejor garantía de trasvase y se quejaban de ella, lo que ya figuraba en el PHN del PP. Aparte de suponer un atentado a nuestros maltrechos ríos. Aparte que no ofrece ninguna defensa contra el trasvase, como sí ofrece el estatuto castellanomanchego. Gracias en gran parte al capricho de Narbona, a la que tampoco le inmuta la injerencia valenciana. A pesar de la desfachatez total metropolitana de incluir una claúsula trasvasista "siempre que no menoscabe los intereses de Aragón", el trasvase y lo que supone, de por sí, menoscaba esos intereses, es ridículo ponerlo. Ya advertíamos de la lógica hidráulica. hace un tiempo Lo de la financiación es de risa y sarcástico, como había un compromiso 0 no se puede rebajar más, lo interesante sería haber sacado un compromiso firme y obligatorio de inversión por el Estado, de deuda histórica mejor no hablar, como han conseguido en base a lo que más les interesa otras autonomías. Como son tahures, respetan lo escrito cambiando el título del artículo, que parece banal pero no lo es, en lugar de convenio que da más precisión jurídica, lo designan acuerdo. Para acabar de rematar la faena. Son mezquinos y ladinos lo mires por donde lo mires. La deuda histórica se reconoce pero no se cuantifica, bonita forma de salirse por la tangente y que se queden contentos. Lo enredan creando una comisión y un plazo. Al menos se ha conseguido informes vinculantes referentes al Archivo de la Corona. Quizá porque la sede está en Barcelona. Y el increible logro de poder disolver las Cortes por voluntad propia, sin ir con los torpes para no perderse.



El yugo y la coartada.



Todo a pesar de las grandilocuentes y gastadas declaraciones que hemos tenido que soportar este tiempo. Así el presidente del Senado, el socialista vasco Javier Rojo, en noviembre, su despejada cabeza le llevaba a comentar "Yo animaría a que no entre más angustia de la normal, porque que haya este debate en la Comunidad es lógico porque está pasando en todas las comunidades. Lo que hace falta es ponerle más razón que pasión, más inteligencia que improvisación y lo que hace falta es que haya un debate claro para que la mayoría de la gente entienda lo que se está haciendo desde la política". Eso mismo, nos gustaría saber porque incumplen el prioncipio de igualdad entre autonomías, de su adorada constitución, y que es eso lo que nos lleva a lo que él llama angustia.




Iglesias y Rojo, sin comentarios.


Papel estelar en esta farsa para la responsable de política autonómica (centralista) popular Soraya Sáenz de Santamaría, y los socialistas Ramón Jáuregui, con uno enmedio, y Diego López Garrido. Un diputado socialista en diciembre hacía de futurólogo "Yo no veo difícil que CHA apoye al final el Estatuto". No aprobando ni una de las 60 enmiendas que presentó CHA es difícil. Indicativo del interés de los políticos metropolitanos en el estatutico, es que es el que más prórrogas, diez, ha sufrido, pese a que las Cortes aragonesas hiceron una comisión para profundizar en el autogobierno, aprobadas sus conclusiones por unanimidad, antes de que lo dijera el Gobierno central, y que el estatuto fue de los primeros en presentarse en el parlamento metropolitano, en junio.

Ni nintzen aizkolari, albokari, txistulari, Gernikako arbola guztiz txikitzen ari. Yo era aizkolari, tocando la alboca y el txistu, haciendo pedazos el árbol de Gernika. (Aizkolari, Kortatu)


Un personaje que ha ganado puntos rápidamente entre las que deberían incluirese en las non gratas, es el nacido en Zaragoza que no aragonés, parece empeñado en no querer serlo, segundo de Solbes, Carlos Ocaña. Con desfachatez decía en enero "La financiación autonómica será igual para todas", es increíble como estas mentiras siguen calando, lo que demuestra el grado de desinterés y desinformación de gran parte de la población. ¿Por qué algunas autonomías tienen asegurado un mínimo de financiación por el estatuto? Luego matiza, "Eso no quiere decir que todas las comunidades reciban la misma cantidad de euros". Normal, eso es lógico, por población, extensión, envejecimiento... ¿le suenan todos estos conceptos? Que sea un españolazo y desconozca la situación de Aragón y la deuda del Estado, sería lo normal, pero es nacido en Zaragoza y que diga esto es inadmisible "Hay diálogo con la DGA, pero hay que ver si se debe algo y cuánto". Estando en ese ministerio debería saberlo de sobra y por nacimiento obligación moral. Prefiere llegar a un acuerdo y a una "inversión pactada" antes de lo que mande un juez. Para camuflar la inversión normal como inversión pactada en vez de pagar la deuda tributaria que se inicia en 1982 hasta hoy, al menos, y esto aparte, con luz y taquígrafos. Porque ni especifica a cuanto ascendería la inversión pactada. Para hacer las cosas así, que se quede en España y no vuelva, que es donde está a gusto y dónde de seguir así llegará a ministro.


Carlos Ocaña, el tahur.



De lenguas no hablamos, ya venía capado de aragón. Único estatuto que no llama por su nombre a las lenguas o dialectos de su territorio. trabajo que les han ahorrado. Hubo un momento en febrero en que parecía haber una esperanza a la dignidad, y que se plantarían, aunque fuese por algo tan absurdo como la reserva hidráulica, y la financiación, el Archivo de la Corona y los derechos históricos, con motivo, pero no les da para tanto. Casi habría sido y volver con dignidad, que volver con algo mejor que en 1982, faltaría más, pero que agranda la diferencia con otros estatutos.

No hay comentarios: