sábado, 3 de febrero de 2007

Ponga un trasvase en su estatuto II

En mayo del año pasado, ya titulábamos así un artículo, para hablar de la obsesión de ciertos políticos, de sobra conocidos, por incluir en su estatuto un respaldo trasvasista. Por desgracia el estatuto de la Comunidad Valenciana, ha conseguido esa prebenda, esa intromisión en otra comunidad, arrogándose derechos de caudales sobrantes de otras cuencas, inequívoca referencia al Ebro, si como dicen afecta sólo a la Comunidad Valenciana, ¿que cuenca consideran sobrante? si acaso el trasvase Júcar-Vinalopó que ya estaba en marcha. La invocación de que es competencia exclusiva del Estado cuando un río atraviesa varias comunidades, argumentada para impedir a Aragón hacer un blindaje y defenderse, se la saltan con total desfachatez, un menosprecio más. Este asunto está en el Tribunal Constitucional, llevado por Castilla La Mancha y Aragón
http://utopiasyrealidades.blogspot.com/2006/05/ponga-un-trasvase-en-su-estatuto.html



No le faltan motivos para sonreír.



De tan malos ejemplos, de la veda libre y de no descuidar votos en esas zonas, viene la barra libre que se arrogan los políticos, bajo un falso barniz de cohesión territorial y solidaridad, cuando se persigue y se conseguiría lo contrario. Acrecentar las diferencias entre las zonas costeras y el interior. Así el señorito andaluz del PP, Javier Arenas, volvía a reclamar su inclusión en el estatuto andaluz. Circunstancia que aprovecha para recordar con cualquier crecida del Ebro, de manera demagógica y manipuladora. Incluso afirma que paliaría en Andalucía los efectos del cambio climático. Cuando sólo se beneficiaría la provincia de Almería. Compitiendo en estupidez con González Pons. La desfachatez aumenta por cuando en el estatuto andaluz se le cede en exclusiva a la Junta las competencias sobre el río Guadalquivir. Se apropian del río que pasa casi enteramente por su comunidad, hay que incluir toda la cuenca hidrográfica, como desea hacer lo mismo Castilla y León con el Duero, y luego pretenden expoliar lo que pasa a cientos de kilómetros. Y pretenden camuflarlo y justificarlo bajo la constitución y la cohesión territorial. Incluso acusan a otros de crear enfrentamiento, hay que ser cínico.





Rajoy, no les trae espinacas como Popeye, pero sí les ha prometido agua si llega a la Moncloa, y en España todo es posible, incluído que salga elegido, aunque necesitaría mayoría pues tiene difícil pactar con alguien. La estrategia colonialista del PP está más que clara. A fin de cuentas el Ebro es el único río del mundo mundial, que tira sus aguas al mar, para que otros no las aprovechen. Cuando esas aguas son mesiánicas para solucionar los despropósitos hidráulicos españoles, son capaces de abastecer a toda España si se lo propusieran, sin dejar gota, ¿no es agua de todos los españoles? De traca. Tanta estupidez cansa aunque uno esté ya acostumbrado.

No hay comentarios: