domingo, 15 de enero de 2012

Detrás del aeropuerto de Castellón

Sabido es que de las grandes obras del PP figura entre las más desastrosas el aeropuerto de Castellón. Más conocido como el aeropuerto sin aviones y la megalómana escultura a su inspirador, el hombre más afortunado con la lotería. Un gran negocio para las empresas constructoras a pesar de su dudosa utilidad pública. Siempre me asombra la cantidad de gente que ve intrínsecamente buenas estas obras y no se cuestionan ni el gasto ni si es realmente necesaria o proporcionada a la realidad.

Ahora vemos que según El País escondía un gran negocio y pelotazo urbanístico, tan habituales en la costa levantina. Cuando se habla de necesidad de agua lo que hay detrás son estas operaciones que en nada benefician a la población valenciana, a la que emplean para reclamar agua para unos intereses privados de unos pocos. Viendo que de los 200 millones de inversión, 130 eran privados, algo se tapaba. Una gran recalificación para construir 40.000 viviendas, con una previsión de atraer a 600.000 turistas al año, mñas doce campos de golf y un parque temático, debe ser que no han escarmentado con Terra Mítica.

No hay comentarios: