jueves, 31 de marzo de 2011

Comunicado sobre la Canal Roya

Comunicado de la Plataforma de Defensa de las Montañas de Aragón

EL GOBIERNO DE ARAGÓN RENUNCIA A PROTEGER EL PATRIMONIO GEOLÓGICO EN LA CANAL ROYA

La Plataforma en Defensa de las Montañas de Aragón denuncia la incompetencia y la dejación de funciones del departamento de Medio Ambiente y el olvido intencionado del Ayuntamiento de Canfranc cuyos vecinos decidieron por votación, hace más de una década, la protección de la Canal Roya.

A lo largo de los últimos días se ha producido un gran revuelo en la que Comarca de la Jacetania por las declaraciones de algunos políticos y empresarios, que alejados de la realidad, insisten tozudamente en el binomio esquí-construcción. Asombra su incapacidad para apreciar que es un modelo agotado e insostenible que en pocas décadas ha producido un descalabro social y económico en el valle. Deslumbrados por la quimera que se ha montado en Formigal, con una desorbitada inversión de dinero público imposible de amortizar y que sólo se sostiene con continuas aportaciones de capital anuales, pretenden que en el valle del Aragón se repita el tinglado uniéndolo al vecino valle.

Contra toda lógica insisten en proyectos de altísimo coste económico, social y ambiental, la actividad de las estaciones de esquí son cada vez más difíciles y con mayores pérdidas. El fondo de la Canal Roya permanece sin nieve la mayor parte del invierno y las perspectivas climáticas son muy desfavorables. Las explanaciones, remontes y el sistema de innivación artificial producirían un impacto irreversible y con grandes costes de inversión y explotación.

Afirmar que la unión de estaciones de esquí de Astún y Candanchú con Formigal es la única posibilidad de futuro de la comarca produce estupor; pero más bochornosa es la dejación de funciones de la consejería de Medio Ambiente, que se pliega ante un proyecto delirante que destruirá la Canal Roya; territorio que había sido designado como “Lugar de Interés Geológico” por el Gobierno de Aragón. Sin embargo, apenas le ha costado unos días al Departamento de Medio Ambiente dar marcha atrás y renunciar a sus obligaciones legales. En vez de defender la Naturaleza, la Directora General Ana Isabel Lasheras se pone una vez más del lado del hormigón y los hierros en la alta montaña y anuncia en la prensa que su departamento “no interferirá” en el esquí.

De nada han valido los criterios técnicos y científicos que han valorado la singularidad del paraje con una geodiversidad única en todo el Pirineo. Un valle en artesa glaciar delimitado en uno de sus márgenes por una espectacular formación del permotriásico y al otro un impresionante pitón volcánico conformado por andesitas.

La obligación legal de la DGA radica -entre otras cosas- en el cumplimiento del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales que protege cautelarmente el territorio y que ordena la identificación de las singularidades y los valores naturales para articular las medidas de protección efectiva. Este PORN que fue iniciado hace más de 4 años, debería haber conducido a la declaración del Parque Natural del Anayet, pero lleva esos mismos 4 años parado por cuestiones políticas y por intencionado incumplimiento del departamento del consejero Boné.

Este Parque Natural sería pieza clave del futuro Parque Internacional de los Pirineos, al conectar los valles de Tena y Aragón con el Parque Nacional de los Pirineos franceses. Un parque que, además de preservar los paisajes y ecosistemas más valiosos del valle del Aragón, supondría un incentivo económico para un territorio demasiado dependiente del monocultivo del esquí.

Corresponde al Departamento de Medio Ambiente proteger y conservar nuestro patrimonio natural y al Ayuntamiento de Canfranc, que convocó la consulta, cumplir lo que decidieron sus habitantes, lo contrario sería un gran fraude social.

No hay comentarios: