viernes, 23 de enero de 2009

Vendidos

Aragón es un país curioso. No sé si en otro sitio sus gobernantes y parte de la sociedad hacen todo lo posible por eliminar parte de sus señas culturales. Y hay un nivel tan alto de complejo, el qué dirán, y no salirse de lo que en España se entiende por políticamente correcto.


Ese engendro lingüístico antiguamente llamado FACAO y ahora parece que No Hablamos Catalán (NHC), es un ejemplo de lo dicho anteriormente. También podría llamarse Ni Hostia Caso. Un colectivo empeñado en demostrar que lo que se habla en el Aragón oriental, no es catalán, lengua del imperialismo catalán, confundiendo una vez más política y cultura, sino aragonés oriental. Sería una teoría sin base que lo sustente, pero hay una acción política detrás. La del cazurrismo irredento del PAR y más grave aún, relaciones con la extrema derecha española como Democracia Nacional.

Obsérvese la parte izquierda de la pancarta.

Es curioso ver como en los medios aragoneses y españoles, se les suele dar más cabida que a otros colectivos que realmente sí defienden las lenguas aragonesas. Es más, en el caso de los medios españoles, la única causa por la que aparece es por el catalán en Aragón, que lo ven de la manera antes referida. Lo ven como un ataque a la identidad española y del nacionalismo catalán. No como un aspecto cultural. Ni menos aún porque tengan el más mínimo interés en defender el patrimonio cultural aragonés.


Resulta esperpéntico ver las declaraciones de Lorenzo Pastor y la resonancia mediática que tienen.
El PAR acabará apoyando nuestras reivindicaciones, ya que
sus bases ya se han movido en nuestro favor y la dirección sabe que no se puede
dar la espalda a las bases de un partido.

No hacen sino confirmar la conexión política entre el PAR y NHC, por si quedaba alguna duda. Triste postura la de un partido con la A de aragonés.
En el PP están considerando muy seriamente la opción de
firmar nuestro manifiesto.
Viendo su política lingüística a nivel estatal no sería nada raro. Es más la penosa intervención en las cortes aragonesas de Eloy Suárez, se ve que están en la misma sintonía.
Tanto IU como Chunta Aragonesista están confundidos en este asunto, ya
que piensan que defender lo nuestro, defender lo aragonés es ser anticatalán y en ningún
momento esa es nuestra postura. La izquierda aragonesa, está vendida a Cataluña.
Pues menos mal que no lo es. Si no fuera anticatalana no tendrían problema en ver que es una influencia cultural, y que además es un territorio con el que tenemos muchas más cosas en común que con España. Pero el anticatalanismo, también ejercido por el PAR, da sus réditos políticos, y en España es bien visto. Vamos, que reconocer esa influencia lingüística, es ser vendido a Cataluña. Hilarante que sea NHC el que diga eso. Lo mismo que para el redactor sea lo más destacable, y eso que el tema es lingüístico, pero ese matiz político lo hace más comercial el titular.
El PSOE no puede pensar que en el siglo XXI, con una sociedad
intelectualmente preparada, los ciudadanos van a tolerar las aberraciones que
los gobernantes están cometiendo.
Le dijo la sartén al cazo. ¿Qué preparación intelectual y lingüística han demostrado ellos? Una cosa es el patués, o las zonas que hay de transición entre una lengua y otra, y las influencias de ambas en las hablas locales, y otra dar consideración de lengua al maellano o al fragatí. Detrás de todo no hay más que motivaciones políticas ajenas a Aragón.

No hay comentarios: