martes, 8 de julio de 2008

Jánovas renace

China chana, pero parece que por fin se empieza a hacer justicia, o algo de ella porque además el daño hecho, incalculable, es irremediable, con Jánovas. Dignidad es la palabra clave. El inicio de la reversión de las tierras y propiedades expropiadas hace más de cuarenta años. Aunque parece que el proceso va para varios meses, ya se sabe cómo actúa la CHE. Rápido para facilitar la expropiación y lenta para las reversiones y compensaciones, que pregunten en Lechago.

A pesar de algunas alabanzas a Endesa, que recibió la concesión de Iberdrola. No lo va a poner fácil, ni a dar las compensaciones justas de inicio. Una vez agotada la concesión. Aún así parece que tiene derecho a una compensación, curioso, una concesión en Lafortunada. Aunque evidentemente no pueden devolver, como pretenden, con el valor dado entonces y devolver las propiedades, las casas dinamitadas en su estado ruinoso, sino como estaban antes, y los campos cultivados que fueron arrasados. El daño moral y de tiempo no tiene remedio.

La historia dramática es la de Emilio Garcés, que desde hace un tiempo cree que vive en Jánovas. No va a poder disfrutar éste momento. Un guiño cruel del destino. Un PSOE que ha sido claro impulsor de éste proyecto, y ahora pretende presentarse como defensor de una política hidráulica en la que nunca ha creído.
Emilio y Francisca en su casa de Jánovas

No hay comentarios: