lunes, 7 de julio de 2008

Demencial

Como cada año, se celebró el Big Jump, en el caso de Zaragoza se intentó más bien. El día que se reivindica con un chapuzón en nuestros ríos, su buen estado de conservación y el disfrute para todos. Éste año en el Ebro tenía además algo de desagravio por lo que ha sufrido durante las obras de la Expo, incluído el nefasto dragado y la tala indiscriminada. Pues bien, apareció la policía para impedir el acto, ¡por motivos de seguridad! Ya gustaría que en otros casos en que sacuden palos indiscriminadamente, tuvieran ese interés por la seguridad de los ciudadanos. Eso sí, los perricos sí que se dieron el chapuzón, su seguridad ya importaba menos, y poco que disfrutarían. Uno de los asistentes. Esta actitud es demencial. La Policía nos prohíbe mojarnos los pies. ¡Los pies! Esto es una barbaridad. No tiene explicación lógica por lo ridículo de la situación, ni siquiera que fuera una orden de arriba. Se me ocurre pensar, por el tema de la Expo. Parece que el trístemente célebre delegado de gobierno español, Javier Fernández, estaba detrás. Más le valía preocuparse de los neonazis que andan sueltos.


El Val.


Por cierto, que la presa de El Val, que causa desazón sólo verla pegada a Los Fayos, y puesta como ejemplo de obra del Pacto del Agua por el PAR, no podían haber elegido mejor comparación para nuestros intereses, ha empezado a funcionar tras once años de estar finalizada. Ya se ha constituído el sindicato de regantes del pantano. No queda menos que felicitarles.

No hay comentarios: