sábado, 26 de enero de 2008

La fiscalía desiste en el caso Santaliestra

Una nueva muestra de los enormes intereses que hay detrás de las obras hidráulicas. Santaliestra no se hará, se hará la alternativa de San Salvador, ha sido para lo único que ha valido éste proceso judicial, que no es poco, pero no ha sido por convencimiento de los políticos, sino porque no quedaba otra. Pero se queda uno con la impotencia de que quienes han cometido presuntas irregularidades, no respondan por ello. Entre ellas, sellegó a hacer un estudio en una zona distinta a la del pantano para no tener que responder de la inestabilidad del terreno. Sujetos oscuros como Benigno Blanco salen indemnes, antiguo asesor jurídico de Iberdrola y que pasó a una alto cargo del MIMAM con el PP. A su vez forma parte del Foro de la Familia, una joya, vaya. Muestra que la democracia y la participación ciudadana no acaban de llegar a la política hidráulica. Para que la puedan volver a liar. La Fiscalía de la sección 17ª de la Audiencia Provincial de Madrid, devuelve el caso al juzgado de Instrucción número 38 de Madrid, éste, al no existir acusaciones archiva el caso. El ayuntamiento de Santaliestra retiró la acusación en octubre del 2005, entre presiones y por promesas de inversiones ligadas a retirar la acusación, el chantaje de siempre. Lo triste es que la propia DGA defendía a los acusados y no a los ciudadanos afectados por la obra.

Los acusados en 2006.

Primero el abogado del Estado negoció con la fiscalía unas penas leves. Luego, directamente, ésta última desistió de presentar cargos. ¿Por qué desde la administración se ampara y protege a ésta gente? Por salud democrática y transparencia, lo lógico sería una investigación de lo sucedido, y que si hay pruebas, sea la propia administración la impulsora de las acciones judiciales. Las acusaciones y penas solicitadas inicialmente eran significativas y de cierta gravedad. Lamentablemente se ha repetido lo acaecido en el caso Yesa, aquí sin necesidad siquiera de llegar a juicio. Aparecen viejos conocidos.


- Benigno Blanco: Exsecretario de Estado de Aguas (2000-04). Ocho años de cárcel por presntos delitos de prevaricación, infidelidad en la custodia de documentos y falsedad. Desprecio a la seguridad y autorización de la obra careciendo de informes técnicos.


- Miguel Zueco: Excomisario de la CHE. Nueve años de cárcel. Por falsedad, fraude, estafa y prevaricación.


- Francisco Fitteni: Exdirector técnico de la CHE. Nueve años de cárcel. Por falsedad, fraude, estafa y prevaricación.


- Iñigo Barahona: Asesor de la CHE. Nueve años de cárcel. Por falsedad, fraude, estafa y prevaricación.


- Tomás Sancho: Expresidente de la CHE. Tres años de inhabilitación. Imputado también en el caso Yesa.


- Carlos Escartín: Exdirector de Obras Hidráulicas. Imputado también en el caso Yesa.


- José Vizcaíno: Responsable del Área de Inspección de Presas.


Con el regocijo de la CHE. Al menos nos sigue quedando la lucha de Artieda, cada vez más difícil y que requiere un mayor ejercicio de fe, pero que sigue ahí. Llevando al Tribunal Supremo la aprobación del recrecimiento del embalse de Yesa.

No hay comentarios: