domingo, 4 de noviembre de 2007

200000 euros para la torre mudéjar

Se agiliza la obtención de ese dinero, correspondiente al 1% cultural por las obras del AVE. Gracias principalmente a las enmiendas de CHA a los presupuestos del Estado. Demostrando que el interés en la política no son cosas etéreas, sino palpables, y que la buena labor se ve palpable en pequeñas o grandes cosas como éstas. Frente al pesimismo de para qué votar, se demuestra que se puede llegar a los ciudadanos no sólo de las ciudades sino también de los pueblos. Contrastando con la desidia y sumisión de otros. Hace un tiempo prudencial desde que llevan acabadas las obras del AVE y que aún no se había hecho efectivo ese pago, a pesar del mal estado de la torre ya entonces, en el 2004 empezaron a caerse ladrillos. El ayuntamiento, con CHA, recibió la negativa de Patrimonio del GA, cuya gestión con temas como la Expo y el balcón de San Lázaro ya viene de lejos. A pesar de ser parte del mudéjar Patrimonio Mundial y Bien de Interés Cultural. La DPZ puso el dinero para ponerle de manera provisional una caperuza que evitara alguna desgracia o desperfectos por los ladrillos caídos. La moción de censura posterior paralizó poder hacer más. Prisa para hacer obras de paso, que no vertebran, pero no para las pequeñas restituciones. Otra más de nuestro amigo Solbes. Aunque el dinero sea del Ministerio de Cultura.


La torre es lo más destacado de la iglesia, que tiene la particularidad de tener la entrada cambiada, actualmente se accede por el primitivo ábside. Tienes dos cuerpos, de dos fases diferentes. El tercero más pequeño es un añadido reciente cuando se vendió la cúpula de bronce original. Siendo la torre el signo más distintivo y representativo del pueblo. El cuerpo inferior es del siglo XVI, y se encuadra en las torres mudéjares con estructura de minarete o alminar. El lugar desde dónde se llama a los fieles en la mezquita. La esbeltez y particularidad a esta torre, se la da el segundo cuerpo, octogonal y añadido en 1584, financiado por la marquesa de Camarasa Inés de Mendoza. Ambos cuerpos con con machón central y caja de escaleras con bóvedas. La decoración exterior se compone de paños de rombos y frisos de esquinillas. Decoración que como en todo el mudéjar aragonés, hunde sus raíces en la Aljafería. Aragón es el foco mudéjar de mayor personalidad ,. densidad de monumentos y tradición musulmana. Siendo el valle del Jalón uno de sus focos principales.

No hay comentarios: