jueves, 19 de julio de 2007

Nuevas grietas en Yesa

La realidad se sigue abriendo paso en Yesa a base de advertencias, o nuevas grietas y simas en éste caso. Frente al triunfalismo redentorio de tufo franquista de los defensores de la sinrazón. Como son unos bocazas, la naturaleza, más sabia, les da su respuesta, aunque sigan sin darse por enterados. Se nos agotan las palabras para calificarlos. En la ladera izquierda dónde en febrero se hizo público un deslizamiento de 3,5 millones de metros cúbicos de tierra. Hay grietas que alcanzan decenas de metros de longitud, y agujeros de metro y medio de diámetro y dos de profundidad. La CHE sigue en el habitual oscurantismo, mucha priesa tienen en la obra, pero dejaron de trabajar coincidiendo con la aparición de las grietas y simas. Dónde patéticamente habían tapado los aparecidos con anterioridad. El presidente de la CHE, José Luis Alonso, No hemos detectado ninguna nueva grieta. El deslizamiento que se produjo el año pasado no implica ningún riesgo. Las cavidades aparecidas responden a un sifonamiento, que la tierra con la que se rellenó la fisura ha cedido en algunos puntos porque no se compactó completamente. Los trabajos en Yesa no se han paralizado, se han acabado, que no es lo mismo. Será esa fase, porque ojalá se hubiesen acabado de verdad.



Otra versión daban los portavoces de la Asociación Río Aragón, Luís Solana y Guillermo Lacasta. El crédito de José Luis Alonso es nulo. Tanto si han detectado este hecho y no lo han dicho, como si no lo han detectado. Las grietas han aparecido incluso en la pista de acceso y la escombrera, donde los trabajos no han concluido, están a medias. La Declaración de Impacto Ambiental es una auténtica chapuza. Entre otras cuestiones, no realiza una evaluación de los riesgos geológicos y sísmicos, ni hace un estudio de estabilidad de las laderas. Se manipula el análisis multicriterio para inducir la elección de una alternativa, dando mayor importancia a los elementos situados por encima de la cota 510 metros y minusvalorando los que se encuentran por debajo de este nivel y se rebaja la valoración del Camino de Santiago, afectado en 22 kilómetros. La pena es que éstas grietas y simas no se traguen a los responsables.



Más información y fotos sobre ésta cuestión en la web Yesano.

No hay comentarios: