sábado, 30 de septiembre de 2006

Boné dimisión

El descaro de este sujeto no parece conocer límite, alcanzando unas cotas de desfachatez insospechadas. Ya era clara su parcialidad a favor de los regantes, pero lo que ha hecho tras lo anunciado por Narbona sobre Biscarrués, supera el límite de lo admisible, dimisión si le queda algo de dignidad. Marcelino el pusilánime demuestra una vez más su falta de carácter, dando la callad ante esta situación, no obligando a Boné a dimitir, por cortesía, antes que una destitución. Que más da, la estabilidad de la que habla por encima de todo, hasta de tratar desigualmente a los aragoneses, cosa que a Boné se le ha olvidado, está para servir a todos los aragoneses, no sólo a unos. Pervirtiendo el sentido democrático de la mayoría, una mayoría no puede imponer una actuación injusta. Lo primero en una actuación hidráulica es consultar a los afectados, no ganarse aún más el favor de los beneficiados. Esa minoría que desprecia el señor Valero en el Heraldo, llamándola ese 10% irrecuperable para lo que ellos definen como consenso hidráulico. ¿Qué consenso es aquel que excluye a los afectados? Que viene con decisiones tomadas de antemano, y que pretende hacer el paripé de la Comisión del Agua como molesto barniz de consenso ante la sociedad, como han demostrado. Si no sale lo que quiero, me voy, como el PP, o como amenazan los regantes, o me paso los acuerdos por encima o los manipulo, como Boné. Dar apariencia democrática a lo que no lo es, no puede salir otra cosa con personas con carencias en ese sentido.
¡Vete ya!
Empiezan intentando engañar a la opinión pública sobre lo que se dijo, que no acordó, en la Comisión del Agua. Ahí no se llegó a ningún acuerdo sobre la regulación del Gállego, lo que da prueba de la utilidad de ésta comisión. Se llevaron al ministerio todas las propuestas, desde no hacer el embalse a hacer uno de 192 hm3, para que Narbona decidiera. Esperaban una decisión favorable a sus intereses, y así "legitimar" sus abyectas intenciones. Es más, su proyecto de 192 hm3 no vale, y ve necesario partir de cero, lo que retrasaría como mínimo tres años el inicio de las obras. Lo sorprendente es que los regantes obtendrían más agua que con el viejo proyecto, entre el nuevo de 35 hm3, que no cuela como nueva cultura del agua por más que se empeñe, y las balsas laterales, son en total hasta 328 hm3. Eso sí, en justicia si te vas a beneficiar, alamcena el agua en tu territorio, se niegan, en un acto de egoísmo difícilmente comprensible. Salvo que quieran salvaguardar su puesto, como César Trillo, presidente de Riegos del Alto Aragón. Quien ya advierte que no apoyarán un nuevo proyecto.
Mientras, Boné, intentando salvar el fracaso de su gestión ante los regantes, pidiendo las competencias para construir San Salvador y Biscarrués, hasta esa competencia se olvidaron pedir en la reforma estatutaria. Haciendo caso omiso de lo dicho por el ministerio, empeñado en hacer el Biscarrués de 192 hm3, ¿para que pides nada al ministerio si vas a hacer lo que quieras y la decisión está tomada? Una postura antidemocrática y que hace total dejación de sus funciones como consejero de todos los aragoneses. En contubernio con el presidente de la CHE, Alonso, cargo habitual en estas actuaciones. Normal que desde la Coordinadora Biscarrués - Mallos de Riglos se pida su dimisión, es un insulto a los afectados. ¿Va a enviar a los antidisturbios cuando quiera iniciar las obras? ¿Habrá pedido consulta a Sáenz Cosculluela? Eso sí, su afán pantanero es mayor y posteriormente le llevaron a pedir un Biscarrués de 35 hm3 recrecible, otro engaño más. A Narbona también habría que preguntarle como construyendo el embalse se puede salvaguardar el uso turístico del río. Si va a poner unos ventiladores para que corra el agua. Como los espectáculos de surf en pabellones deportivos.

El blanco y negro realza las cualidades de Cosculluela.

Mi opinión personal sobre la decisión de Narbona, es, como en el caso de Yesa, aunque menos sangrante, intentar contentar a todos, no acabar de aplicar con valentía la Nueva Cultura del Agua. Si vas a hacer unas balsas laterales, equivalentes a un embalse algunas de ellas, ¿para que haces un pantano en el río? además de 35 hm3, cuando en las balsas laterales almacenas casi 300 hm3, bastante más de los 192 hm3 solicitados por los regantes. Si por sus intereses torticeros y de poder no quieren, allá ellos, se les ofrece una solución más económica, rápida y más agua, y no quieren. Las gentes de la Galliguera ya ceden el agua, no van a ceder también su futuro.

No hay comentarios: