lunes, 31 de julio de 2006

Canal de aguas bravas

Hay cosas difíciles de entender, los políticos se esfuerzan por conseguir dar esta sensación a los ciudadanos, como en el circo el más difícil todavía. Entre ellos el alcalde de Sangüesa, señor Lorenzo, hace grandes esfuerzos por estar a ese nivel. El proyecto de un canal de aguas bravas entre Sos del Rey Católico y Sangüesa, enseguida surge la relación con Biscarrués. Resulta que se pretende gastar una importante cantidad de dinero en hacer un canal destinado al piragüismo de aguas bravas, y que en un bello entorno natural como el del proyectado embalse de Biscarrués, se pretenda acabar con ello. Algo que han denunciado los empresarios de ese sector en la comarca, provocaría su ruina, luego andarán buscando alternativas para el medio rural. Es difícil que entre en cabeza humana que los mismos políticos sean quienes promuevan ambos proyectos.

Máquinas fuera.


Al leer la noticia uno lo asocia directamente con el recrecimiento de Yesa. Vemos como sería agua trasvasada del río Aragón, lo que lleva a que dan por hecho los impulsores el recrecimiento, cuya batalla judicial ni mucho menos ha finalizado, parece que con el actual Yesa y la carestía que hablan en Bardenas, no permitirían desde ahí la derivación de aguas para otro fin. Por otra parte se puede decir que intentarán usar este proyecto como un aval más para apoyar el recrecimiento, con sus clásicas y curiosas percepciones sobre el desarrollo. Y por otra parte la vergonzante manera de financiar esto que intentan llevar a cabo, pretendiendo fondos de compensación por Yesa. Un coste que asciende de inicio a 14 millones de euros. Hablar a esta gente de la Directiva Marco del Agua es como hacerlo a una pared. Por su constante incumplimiento e incongruencia con oponerse al trasvase y apoyar acciones en Aragón del mismo estilo.

Verano de 2002 en Yesa. Elocuente e impresionante imagen.


Un proyecto, iniciado en 2002, para el que buscan apoyos Sos del Rey Católico, Sangüesa y Javier, el mayor canal de este tipo en Europa, con una estimación de 100000 visitantes anuales. Se fijan en el de Urgell, para el 92. Cuentan con el apoyo del Consejo Superior de Deportes, de la Confederación Hidrográfica del Ebro y de la Diputación de Zaragoza, con el inefable Lambán, que aún no ha asimilado que debe buscar un desarrollo de toda la provincia. Y esperan el de los respectivos gobiernos autonómicos. Se pretende que esté acabado en 2009, algo difícil si depende del recrecimiento de Yesa, y que puede provocar fricciones con los regantes con la disponibilidad actual de agua. El proyecto ocuparía 80 hectáreas en Sangüesa, en el límite con Sos. Cerca del canal de las Bardenas, para abastecerse, y el río Onsella, que se vería afectado seriamente, para desaguar. Contaría con una balsa de 230000 m3, 10 hectáreas y 2,5 metros de profundidad, para almacén de agua y uso recreativo. En julio y agosto se bombearía el agua para reutilizarla y ahorrar, por medio de una balsa en el río Onsella, que contaría con una pequeña central hidroeléctrica, no puede faltar. El canal tendría tres niveles de dificultad y pendientes de hasta el 4% y una longitud de 1 km, el doble que el de Urgell. Con una caudal que oscilaría entre 8 y 16 m3 por segundo. Desde esa balsa en el Onsella, el río se acondicionaría 5 km hasta Sangüesa para actividades acuáticas, perdiendo el río su carácter natural. Una cinta transportadora llevaría a los usuarios a la parte alta del canal y la zona de servicios. El empleo sería estacional y serían hasta 200 empleados, en principio cerraría en invierno. Con un plazo de ejecución de 18 meses. La Federación Española de Piragüismo estaría interesada en crear ahí un centro de alto rendimiento.

Salto en el canal de Urgell.


Una delegación viajó a Madrid para entrevistarse con el secretario de Estado para el Deporte, Jaime Lissavetzky, y con la directora general de Infraestructuras Deportivas, Inmaculada Martín-Caro. Así el CSD se comprometió a pagar el 33 %, si en los años 2009 o 2010 se alberga una gran competición internacional. Un azucarillo y una forma de meter prisa, e indirectamente a la obra de Yesa. La CHE también está dispuesta a financiar. .Así el señor Lorenzo pudo mostrar su desfachatez: "Aquí en Navarra se va a crear una fundación para compensar a los municipios afectados por el recrecimiento de Yesa, y nuestra idea es que los fondos para el canal de aguas bravas lleguen por esa vía". No solo es beneficiario de Yesa, sobre todo regadío, y no ha puesto nada de terreno para el embalse, sino que pretende rapiñar fondos a los municipios verdareramente afectados, obviando de manera egoista su sacrificio. Y que hoy vuelven a verse amenazados. ¿Tan difícil es buscar tu desarrollo sin perjudicar al vecino? ¿Por que esos piragüistas no pueden ir por el río Aragón y alojarse en la zona de Tiermas y su balneario? O van a tener que dejar de ir a la zona de Biscarrués. Un sinsentido.

Los tres alcaldes explicando el proyecto y emulando al trío calavera.

Además reclama mayor apoyo a Miguel Sanz. Aunque apostilla, "El consejero de Medio Ambiente, José Andrés Burguete, es de un municipio cercano. Él conoce el proyecto y lo apoya". Cómo ayuda tener amigos en la política. El señor Machín, alcalde de Sos, "Estamos muy ilusionaos. Un proyecto así ayudará a revitalizar el norte de la provincia de Zaragoza, después de demasiados años de decadencia" un poco más al norte también es Zaragoza y aunque no lo fuera. También tiene entre manos la construcción de un campo de golf y numerosas viviendas.