viernes, 20 de abril de 2012

La expropiación de YPF

Los grandes empresarios identidfican sus intereses con lo de su nacionalidad, haciendo el peor de los patriotismos. Los mismos que maltratan a sus trabajadores, se llevan fuera la producción para reducir costes y procuran declarar fuera todo el dinero que pueden. La expropiación de YPF es ejemplo de ello, al español de a pie en nada le beneficia ni perjudica que pase el 51% a ser controlado por el estado argentino. Las empresas españolas tienen en América Latina una política capitalista neocolonial, aprovechándose del contexto socioeconómico propiciadopor las medidas económicas neoliberales. Es ahora con mayoría de gobiernos de izquierda que se está empezando a cuidar y mejorar la cuestión social. Que un obrero español explotado se identifique con Repsol no deja de ser lamentable, como si fuera un ataque personal, un patriotismo estúpido. Nunca he visto a Repsol ni a ninguna gran empresa repartir sus beneficios para que pidan ese apoyo popular y el gobierno hable de "defender los intereses españoles", ¿españoles o de unos pocos? Unido a lo que es un sector estratégico como es el energético. Que pase a control estatal es avanzar en la soberanía de los pueblos y alejarlo de intereses ajenos y nocivos, constrolar sus propios recursos.

En este interesante enlace se profundiza en lo que ha sido la política de Repsol en América Latina.

No hay comentarios: