lunes, 20 de febrero de 2012

Vamos Rafa, paga

Hay deportistas que presumen de patriotismo hablando de España en sus triunfos y agitando la bandera. Patriotas de pandereta para un público alienado que no ve más allá de sus victorias que le hinchan el orgullo patrio. Obvia decir que se consideran no nacionalistas. Rafa Nadal aparte de tener cuenta en Suiza parece ser un tipo al que le gusta optimizar su dinero. Siempre he entendido que el patriotismo también es pagar los impuestos en el país que tanto dices amar y repartir por ende parte de tu riqueza entre la gente que te sigue, compra tus productos y hace que tengas buenos contratos de publicidad.



No deja de ser paradójico que haya sido en la Gipuzkoa gobernada por Bildu donde tuviera una parte de sus inversiones, mala suerte, ahora que esta formación está luchando contra gente como él que quiere sacar rédito de las ventajas fiscales. Adoptando la postura de yo me dedico a jugar y de economía no sé y me aconsejaron y no sé nada. A veces hasta se le podría creer que es cierto por la cara que pone. Pero no cuela. Hacienda le ha pillado y le ha obligado a cambiar su domicilio fiscal porque sus sociedades no tenían ahí ninguna actividad, concretamente entre 2005 y 2011 facturaron 56 millones de euros. Aprovechándose de las Sociedades de Promoción Empresarial impulsadas por el PNV y que solo tributaban un 1%. Ahora ha añadido al Vamos Rafa en la pista, Vamos Rafa paga y ha tenido que ponerse al día.

Por si fuera poco y por si además tuviera facilidad de palabra, se ha sabido por una auditoría que TVE le paga un millón de euros por atenderle en exclusiva después de los partidos. Pienso que hay que ser bastante pesetero para hacer eso y no atender a otros medios que no pagan. Y peor aún que salga ese dinero de un ente público. La era capitalista del deporte.

No hay comentarios: