lunes, 23 de mayo de 2011

Análisis electoral 2011: Aragón

No han sorprendido los resultados electorales. El PP es el triunfador, o mejor dicho es el PSOE el gran perdedor. El PP ha sabido aprovechar la crisis y las reformas antisociales e impopulares, que ellos por otra parte harían corregido y aumentado. Por lo que resulta curioso cuanto menos que descontentos por este motivo les voten. Una oposición pobre y basada en el anticatalanismo, el desprecio a la cultura aragonesa y las propuestas neoliberales. Mientras el PSOE se ve arrastrado por la caída a nivel estatal y por el desgaste de la modorra que provoca su pacto con el PAR. El PAR que siempre acaba sobreviviendo, incluso a perder la representación en Zaragoza, gracias a su red clientelar rural tejida durante años, que hace que le renten mucho sus votos. Biel tendrá que desdecirse de que no pactaría si sacaba menos de ocho diputados.

CHA ni frío ni calor. Al menos para su caída, pero no recupera espacio como esperaba. En una coyuntura favorable a recoger el voto descontento de la izquierda. Como sí ha logrado IU. Su ambigüedad y un excesivo cálculo de votos le han llevado a seguir cometiendo los mismos errores. Más vale en un partido así menos votos y más comprometidos. Lo mismo puede decirse de algunos candidatos y de la falta de democracia interna a la hora de elaborar las listas más importantes. Así como el rechazo a la propuesta de Cucha y País de compromisos electorales. Resulta si no un fracaso, un revés a la política que lleva realizando la dirección, en ningún caso ha de considerarse un éxito ni un resultado satisfactorio. Unido a una nueva militancia desconocedora en muchos casos de la historia del partido, de sus estatutos y ponencias, todavía vigentes. Con escasa capacidad crítica y poco bagaje ideológico.

Dentro de la desazón de las políticas anunciadas por Rudi. Genocidas lingüísticamente, pretende derogar la ley de lenguas, llenarnos de pantanos y abocarnos al neoliberalismo. La única noticia positiva es que no tendremos que aguantar en las cortes a un partido si cabe peor, como UPyD.

Respecto al ayuntamiento de Zaragoza, mi idea de mal menor es evitar que gobierne el PP, aunque Belloch no se diferencia gran cosa y hasta le gustaba pactar con ellos. Ahora que rectifique su petición a Dios de evitar un tripartito de izquierdas. Yo le apoyaría en la investidura con unos compromisos y después le votaría a favor en cuestiones puntuales. Nada de pacto de gobierno, ya salió mal la experiencia.

5 comentarios:

picarralero67 dijo...

Si cada vez que baja el PSOE lo vemos como una derrota de la izquierda, tenemos un problema.

Alejandro dijo...

Yo al PSOE no lo considero de izquierdas, pero es algo menos malo que el PP. Y de eso ha vivido mucho el PSOE, que si no estamos nosotros está el PP.

La Araña Peluda dijo...

Leí que el Belloch seguirá de alcalde de Zaragoza con un pacto de birlibirloque. Por cierto, me estuve documentando sobre si este tipo tenía mucha relación con la taurom.... y fui a parar a un artículo de la hemeroteca de El País de 1993 o así, cuando era ministro del Interior, si no recuerdo mal, y en aquella ocasión estuvo en el palco del señorito Múgica en Las Ventas y como tenía total competencia sobre el tema este, aseguró que en ningún caso los toros -mejor dicho: lo verdugos- iban a quedar desprotegidos ante la ley. Aseguró que él no era la primera vez que visitaba el patíbulo, que ya había estado otras veces. Otro personaje.

Actualízate dijo...

Es una pena que el PP al final gobierne Aragón. Ojalá CHA resurja de sus cenizas.

saludos

VIVA CASTILLA
ARAGÓN ENTALTO

Alejandro dijo...

CHA tendrá que cambiar cosas para volver a ser referencia. Pero la tendencia conservadora inunda todo.

Salud!