sábado, 21 de mayo de 2011

Miedo

La prohibición de las acampadas del 15-M no responde más que al miedo a lo que no pueden controlar. Una de las características del sistema capitalista es el adocenamiento y alienación de la gente. Les hace creer que no vale la pena luchar, que todos son iguales, que más vale el orden. Todo para que la oligarquía capitalista siga disfrutando de sus privilegios. Apoyados lamentablemente en personas que no son capaces de ver que les están haciendo el juego. Bien con su voto a los partidos hegemónicos o no yendo a votar.

Me ha emocionado sinceramente ver las plazas llenas y ver el apoyo a nivel mundial. Ha bastado una chispa para que arda el combustible. Silenciaron la revolución islandesa. Capaz de modificar la constitución por consulta popular y de negarse la población a pagar las deudas capitalistas. Y están intentando primero silenciar, y como no han podido, descalificar, sobre todo por la derecha reaccionaria, la revolución popular, desde la base y autogestionándose. Sin dejar que ningún partido político saque rédito. Sin violencia. Hartos. Todo el mundo tiene su límite y estaban estirando demasiado la cuerda. Demasiadas reformas liberales, desempleo, corrupción política, que los culpables de la crisis no sólo no la estén pagando, lo hace la clase trabajadora, sino que incluso algunos estén ganando más que antes.

Porque queremos que se nos oiga. Porque estamos hartos e indignados. Porque estamos preparados y queremos el sitio que nos corresponde para decidir.

4 comentarios:

JOTAUVE dijo...

Así es, exactamente como dices. Yo lo he elaborado un poco más en un artículo de mi blog:

http://insulamotorista.blogspot.com/2011/05/la-chispa-que-puede-prender-la-mecha.html

Un saludo.

Alejandro dijo...

Ya lo he leído. Esperemos que produzca un cambio real en la sociedad. Esto va más allá de unas elecciones. Te enlazo en mi blog.

Saludos

VIAJANDO E PULANDO dijo...

muy interesante su blog ,parabens

Alejandro dijo...

Gracias. Un saludo