lunes, 21 de junio de 2010

Un paso más

La unidad de acción me parece siempre positivo cuando se persigue un fin. Hay momentos para dejar apartados diferencias ideológicas y desencuentros anteriores en pos de un objetivo mayor. El acuerdo entre Batasuna y Eusko Alkartasuna va en ese sentido. Dos partidos que han llegado a tener serias diferencias dentro del abertzalismo. Parece un camino de no retorno fruto de una maduración política y social. Apostar por vías pacíficas y democráticas para resolver el conflicto vasco. Ese que niegan su carácter político desde el españolismo. La respuesta desde el gobierno actual y el que venga es predecible. La cerrazón. No tienen coartada de la violencia, lo que no les impide cerrar puertas en Catalunya. Exigen condenar una violencia los que no quieren condenar otras. Por encima de la moralidad o no, no debería ser obstáculo si se ejerce la política por vías pacíficas. No condenar tampoco significa aplaudirla.

Para Batasuna es agarrarse a concurrir a unas elecciones a través de un partido que por ahora es legal. Porque van a impedir su presencia por todos los medios. Un riesgo de ilegalización que corre ahora EA. Un partido que por otra parte estaba corriendo el riesgo de quedarse sin espacio político. Desde su escisión del PNV en 1986. Tiempo para avanzar.

No hay comentarios: