miércoles, 16 de junio de 2010

El informe Saville

El informe Saville fue encargado por Tony Blair hace doce años para investigar lo ocurrido en el Domingo Sangriento de 1972. A través del testimonio de 2500 personas. Catorce personas inocentes murieron en Derry a consecuencia de disparos del ejército británico. A mí me parece una buena forma de higiene democrática, ir sin miedo y reconocer los errores ayuda al perdón y la paz. Esconderlos o negarlos ayuda a lo contrario.

Aunque está mejor explicado en Innisfree, la principal conclusión es algo que como poco ya se sospechaba. Ninguna víctima iba armada ni los soldados dieron aviso antes de disparar. Fue un acto injustificable y el responsable último es el gobierno británico.

La consecuencia lógica fue el fortalecimiento del IRA, la hostilidad al ejército y un aumento de la violencia en los años siguientes.

Esta segunda parte también es ciertamente interesante. Porque muchas veces oímos en España que hay que tener mano dura con el terrorismo y se justifica incluso la guerra sucia. Conviene recordar el respaldo social a ETA aquellos años a pesar de haber finalizado la dictadura. O que fueron los años con más actividad de la banda. Las soluciones simplistas no llevan a nada, ni negar la existencia de un conflicto político. Sentarse a dialogar las partes enfrentadas y reconocer errores está demostrado que da mejor resultado. O seguir mirando a otro lado.

No hay comentarios: