miércoles, 12 de mayo de 2010

Sobre el -5%

Habitualmente el colectivo de funcionarios ha sido pagano de las sucesivas crisis económicas y ajustes presupuestarios. Un colectivo al que se le ha acusado de vagancia y ser un lastre. Con el manido y prepotente "Te pago el sueldo con mis impuestos". Sin tener idea de lo que se habla. Pues su capacidad intelectual les impide ver lo que es un servicio público. Desde sanidad a educación, bomberos, policía y demás. A un cliente de una empresa privada no se le ocurre la sandez de decirle que le paga el sueldo al empresario y sus trabajadores. Alguno aún lo sigue soltando en correos a pesar de que haga años que no se financia del Estado, sino por sus propios ingresos. No vamos a negar que haya vagos y malos trabajadores, pero no más que en el resto de trabajadores. Empezando porque para estar ahí hay que pasar una oposición. No vale el enchufismo y amiguismo habituales en la empresa privada para obtener trabajo. Por no hablar de la diferencia de sueldos. Porque de congelaciones de sueldo y subir menos que el IPC anual no se ha compensado. Mientras que en la empresa privada bien es que no tienes el puesto seguro, algunos en la práctica sí, pero ganas más. Lo del sueldazo y empleo fijo es pedir demasiado.

Nuevamente se castiga a un colectivo ya maltratado económicamente. Haciéndole pagano de una situación de la que no es culpable, en aras de un interés general manipulado, fácilmente asumible por una capa de la población poco instruída o directamente cipaya. Para mayor escarnio este mismo gobierno premia ayudando económicamente a los bancos, unos de los culpables de la crisis.

La miseria humana de una parte de la población que apoya y jalea estas medidas, siendo igualmente clase trabajadora, aunque estos urbanitas aspirantes a pequeños burgueses, a tener un coche de alta gama, una casita en la playa y demás lo hayan olvidado. No merecen más que el desprecio y ser considerados enemigos de clase. Como si a ellos no les fuera a tocar como a los demás, y con que pague un colectivo se detuviera la maquinaria capitalista. Esquiroles y enemigos de clase. Aspirantes a una vida burguesa, olvidando cuál es su situación y a la que pueden volver en cualquier momento y que entonces necesitarán la ayuda de los que ahora desprecian. Gente sin ideología, uno de los males de nuestro tiempo, alejados de los problemas sociales, ignorantes de los mismos. Una alienación de la que son cómplices.

No hay comentarios: