martes, 11 de mayo de 2010

Cesiones coloniales

Es evidente el desequilibrio en la relación Estado-Aragón. No ya por el estatus de cada uno estado-autonomía, sino por la actitud de sumisión de los segundos. Ya hemos visto la inutilidad del estatuto para defender con solvencia los intereses de Aragón. Y que figurara que Aragón tenía que emitir un informe preceptivo para autorizar un trasvase no se le iba a hacer caso. Pero que encima lo eliminen sólo puede calificarse como cesión colonial. Una más. Qué rápido han estado en el gobierno español para darse cuenta de ello, y no de la ponderación territorio y despoblación para recibir dinero de los presupuestos. Repatea que además que incumplan luego se les cede tan fácilmente a sus peticiones. Después de que el Estado llevara a los tribunales el pago de la deuda tributaria, alcancen un pésimo acuerdo para Aragón renunciando a 300 millones, continúa el esperpento con ésto. Todo a cambio de que el gobierno español no fuera al tribunal constitucional, cuando no tuvo rubor en llevar a los tribunales lo citado anteriormente.

No sólo nos castiga económica y moralmente, sino que sigue sin tener en cuenta nuestras particularidades en la población, escasa y dispersa. Algunos parece que no hayan visto otra cosa que Madrid y alrededores y quizá piensen que toda España es parecido. Referente al tema de los concejos para que Aragón fijara una población menor que en España para constituirlos, cuarenta en vez de cien. Es que no sólo hunden la navaja sino que la retuercen.

No hay comentarios: