lunes, 12 de abril de 2010

Garaipena

Garaipena, victoria en euskera, siete años después de una decisión arbitraria, basada en "medidas preventivas" y en la política de todo es ETA para justificar cualquier atropello. Los voceros que se felicitaban hace siete años tendrían que salir a disculparse. Una sentencia que no deja lugar a dudas. Achacando al juez Del Olmo y a la acusación particular, AVT y Dignidad y justicia, de actuar al margen del ordenamiento de la constitución por mera especulación, y que un periódico no es una empresa cualquiera. Nadie va a poder compensar las torturas, ni las pérdidas económicas, aunque ahora salga a la calle el Berria, ni el daño psicológico ni de puestos de trabajo. Pero al menos sirve para dar en la boca a los que presumen de estado de derecho. Y demuestra la solidaridad que es capaz de generar la sociedad vasca para movilizarse.


No hay comentarios: