viernes, 22 de enero de 2010

Leguina desde la metrópoli

Hay personajes como Joaquín Leguina que se creen con derecho desde la metrópoli no ya a opinar sino a sentar cátedra. Porque aparte de ¿socialistas? o al menos eso se creen son ante todo muy españoles. Creyéndose con visión de estado para disfrazar su centralismo y desconocimiento para opinar de temas de otras autonomías. Me gustaría saber su reacción si las demás se dedicaran a opinar de ellos. Aunque sea un político retirado. Primer presidente del invento de la comunidad de Madrid, de 1983 a 1995 gracias al apoyo de Felipe González, desde entonces políticamente no ha tenido fortuna. En 1998 apoyó a Almunia, resultando perdedor frente a Borrell en las primarias para elegir candidato a presidente del gobierno español; y ese mismo año fracasó en su intento de ser cabeza de lista al ayuntamiento de Madrid. Diputado en las cortes españolas de 1996 a 2008.


Necesito que se hable de mí. Encantado de haberme conocido.


Desde entonces necesita de vez en cuando que se hable de él para su carrera literaria. Siguiendo la estela de otros socialistas de infausto recuerdo que necesitan soltar bilis de vez en cuando. Porque además ya no pinta nada en el PSOE. Hablando sobre provincias, con ese españolismo banal tan del gusto. Y en la presentación de un libro suyo, es decir, sin venir a cuento.


Referente al trasvase a Cataluña.

Hace poco oí que el presidente de la comunidad aragonesa permite que se les dé el agua del Ebro. ¿Pero es que el presidente de la comunidad aragonesa es el dueño del Ebro? El dueño del Ebro son todos los españoles, y quien representa a todos los españoles, guste o no guste, es el presidente del Gobierno. El Ebro no es de los aragoneses, y mucho menos del presidente de Aragón.

En el estatuto de 2007 algo figuro, seguro que no lo sabe, aunque sea papel mojado, nunca mejor dicho. El Ebro no es nuestro, pero tampoco de Zapatero ni mucho menos de las autonomías que reclaman el trasvase. ¿Por qué no arremete contra ellas?

Y este gobierno, de la mano de no se qué ecologistas, acaba con el trasvase y dice que los trasvases y los embalses son de derechas. Este gobierno acaba con cualquier Plan Hidrológico. No solo con el de Aznar. También con el de Borrell. Así el Estado se puede destruir.

Desprecia a los ecologistas, cuando él si se considera de izquierdas debería saber que hace años que su ideario está presente en los programas electorales. Los trasvases y embalses los hacen tanto izquierda como derecha, y es igual de injusto para las zonas que soportan esos embalses que ensalza, y de los que desconoce o le da igual sus consecuencias, aquí coincide con Marcelino al que critica. Se puede hacer un PHN sin trasvases, cumpliendo con las normativas europeas. Y el no nacionalista habla de que el estado peligra si no se hace uno. Este hombre no ha evolucionado desde los tiempos de Indalecio Prieto y sus obras hidráulicas heredadas de Primo de Rivera. Y que lamentablemente siguen defendiendo algunos izquierdistas como si fuera regenerador de España algo ideado hace ochenta años. ¿Cogerían el plan de comunicaciones de entonces? ¿ A que no?

Un plan hidrológico es progresista. Es un invento de los liberales, pero es muy progresista.

Sí, el que él propone tan progresista como él. Un sociolisto trasnochado, que se cree que la transición fue un gran éxito. Pero español ante todo. Subordinar unas zonas a otros es muy igualitario.

Los nacionalismos han matado a más gente que las bombas atómicas. No me refería a ningún nacionalismo en concreto. Cómo no voy a odiar a una ideología asesina.

¿El mismo que dice que la falta de PHN puede acabar con el estado? Puede empezar por el nacionalismo español aunque no mire a nadie. Alguien cultivado como él debería de saber los diferentes tipos de nacionalismo. Y desde luego hablar en menos clave nacionalista.

No hay comentarios: