lunes, 25 de enero de 2010

La chapuza del Instituto Aragonés del Agua

En Ricla están haciendo una obra en compensación por Mularroya que es la canalización de aguas fecales y pluviales. Hace siete años se intentó una obra similar y no pudieron pasar del estrecho de la calle la Cruz por ser el terreno de roca, aparte de haber desnivel.
En las alegaciones hicimos constar el problema. Además de la alternativa por la calle Molinillo, cuesta abajo y de tierra, aparte que buena parte de las aguas vienen de ahí. En su día se urbanizó bastante con total falta de previsión de evacuación y canalización de aguas. Esa tubería recoge también de los barrios altos.
Antes siquiera de llegar a casa, ya habían levantado la calle de lado a lado, eliminando las aceras para facilitar el paso de las máquinas. Además de carcomer la fachada. Ahora menos mal nos van a poner hormigón.
En el proyecto no figura eso como roca sino como tierra. Se dieron cuenta cuando todos los vecinos se lo hicieron ver. Para colomo de males al picar se hizo un pozo donde empezaron a salir aguas fecales a la calle, al parecer de tuberías rotas a saber desde cuando. Con el problema de sanidad consiguiente. Ha habido que poner una bomba. Aún con todo hay varios vecinos con sus bajos inundados de aguas fecales.
Hasta desde el sindicato de riegos se ha ofrecido la acequia, a la trasera de los huertos de la calle. Pero estas mentes pensantes han decidido gastarse 8 millones de pesetas en vez de 40, mientras tanto la administración se gasta cientos en Mularroya, lo cual es indignante y vergonzoso. De esta manera además se podría condenar como vía fecal la servidumbre de la acecuela, antigua vía de riego y hoy ya nadie usa y tapada. Sin embargo los vertidos pasan por ahí, con estancamiento al no soltar agua más que cada quince días, siendo un problema de salud.
Hoy por la mañana se han paralizado las obras. Las casas de la calle sufrieron hace décadas un rebaje de 80 centímetos de la calle. Sufrieron en 1962 con la traída de aguas, en especial las del estrecho, hubo que tirar y hacer de nuevo las galerías traseras de la de mis padres e incluso intentaron tirar barrenos dentro de casa para sacar el desagüe. Las vibraciones de una máquina podrían causar graves desperfectos.
Todo por la cicatería y desconocimiento. No hacer las cosas bien desde el principio.

3 comentarios:

george viii dijo...

Desde luego sí hay que ser chapuza. En mi barrio también se inundaron unos locales por no sé qué del ayuntamiento.

La Araña Peluda dijo...

¿Tirar barrenos dentro de una casa para sacar desagües? Bufff!

Alejandro dijo...

Al final han desistido de hacer la zanja de tres metros de profundidad y de lado a lado de la calle (otro tanto). Sólo harán una pequeña zanja en la capa de tierra con una pequeña tubería para aguas fecales impulsada por una bomba. Aliviará el problema. Eso sí, de haber hecho las cosas bien desde el principio, por el Molinillo y la acequia, se habría solucionado por completo el problema.