domingo, 6 de diciembre de 2009

La llamada normalización

Es la palabra favorita desde que Patxi López y sus voceros se hicieron con el gobierno vasco de aquella manera. Parece que en Euskadi se viviera en un estado de excepción. Sin tener que recordar las tanquetas en los años 80 ni una ETA de 100 muertos al año. En Euskadi ha gobernado el partido más votado, el PNV, y que lo sigue siendo por otra parte. Así que sus políticas nada han tenido de extrañas como para que tenga que llegar ningún encantador de serpientes a normalizar. Mediante un pacto nada normal con el PP que se encargó de negar en reiteradas ocasiones en la campaña electoral. Imposible por razones obvias en cualquier otra autonomía y que el frente españolista de ha hecho posible en Euskadi.


Con constantes banalidades y referencias a los símbolos, presencia en los desfiles militares del día de la Hispanidad ¿eso es normalidad? Así como pantomimas de solicitar a través del parlamento vasco la presencia de la Vuelta ciclista y de partidos de las selecciones españolas, cuando deben ser los ayuntamientos de las ciudades y los clubes propietarios de los estadios quienes lo hagan. Pero es una maniobra efectista respecto a España. Con una intención que va más allá de la deportiva y de paso soterrar las aspiraciones de las selecciones vascas de competir oficialmente. Siguiendo el discurso del no nacionalismo y haciendo actos que demuestran lo contrario.

No hay comentarios: