sábado, 3 de octubre de 2009

Arguilé y el medio ambiente

Conocida es la escasa sensibilidad medioambiental y por ende con las personas de algunas comarcas aragonesas, que tienen gran parte de los representantes políticos. Son personas anquilosadas en pensamientos arcaicos que no se han adaptado a los nuevos tiempos, y que tampoco admiten de buen grado los movimientos sociales que sustentan estas ideas. Aún así hay veces que se superan a si mismos en cuanto a esperpento y vergüenza ajena como políticos.


Uno de los más destacados en este sentido es el consejero de agricultura Gonzalo Arguilé. Y pensar que de este hombre depende en gran parte las políticas agrarias de Aragón, en temas como las transgénicos o los regadíos y por tanto la demanda de nuevos embalses.

El excesivo respeto al medio ambiente, incluso por encima del propio ser humano, que debería ser el centro de la naturaleza.

Uno se ve abrumado ante estas reflexiones filosóficas que van más allá de su departamento y buscan el sentido de la vida. Una falordia para justificar sus planes sobre más embalses, donde no sólo se daña el medio ambiente, que no deja de ser de lo que dependemos para vivir, sino precisamente su pregonado respeto a las personas que viven en el entorno del embalse. Ahí ya ha perdido todo respeto por esas personas. La naturaleza nos da lo necesario para vivir, pero no hay que abusar de ella.


Si habla de enfrentamiento medio rural-medio urbano, al que acusa de ser excesivamente cuidadoso con la naturaleza sin vivir en medio de ella, también debería hablar del enfrentamiento que propicia él entre llano y montaña. Donde a la gente del llano no le importa ni la microfauna de la que habla. Lo reduce a que únicamente los que se oponen a esas obras y por tanto al progreso, no dejan de ser urbanitas con todas las comodidades de la ciudad y desconocedores de la naturaleza. Cosa por otra parte falsa, pues en los estudios contra sus proyectos siempre se habla del medio ambiente de manera detallada, otra cosa es que no le guste. O si los habitantes de Artieda, Biscarrués o Jánovas entran en esa definición de la que habla.

2 comentarios:

laura dijo...

Hola Alejandro!
Qué elemento, este consejero de Agricultura. Verás como con el tema de los transgénicos y lo rentables que resultan, se olvida de ese homocentrismo, y la salud del "centro de la naturaleza" es lo de menos en esto de reembolsarse la pasta. Vergonzoso que individuos sin escrúpulos ni sentido de la ética ocupen cargos importantes y tomen decisiones que afectan a los demás.
Gracias por la información.
Saludos!

Alejandro dijo...

Hola Laura

Si fuera el único, porque están Aliaga, Boné, Larraz y compañía. La incompetencia no afecta a que sean de una administración u otra.