miércoles, 30 de septiembre de 2009

¿Qué esconden?

Poco comprensible es la actitud contraria de PSOE y PAR, a la proposición no de ley de CHA referente al caso vergonzoso de La Muela. Ni siquiera tenían que actuar ellos, pues el gobierno de Aragón carece de esa competencia, sino instar al Consejo de Ministros a que disuelva el ayuntamiento. Parece como si quisieran esconder algo, que si se sigue tirando de la madeja puedan parecer más consejeros con relación a Pinilla. Ni siquiera se dignaron a estar Biel e Iglesias, cuando se trataba el caso de corrupción más grave en Aragón. Con indicios firmes y cuando Pinilla ha estado en la cárcel sin fianza varios meses es que hay algo importante, es sintomático. Es esperpéntico e intolerable que haya podido volver a la alcaldía sin que parece que nada ni nadie quiera impedírselo por una mínima dignidad democrática. Está por supuesto la presunción de inocencia, pero también cuando hay acusaciones tan graves e indicios fehacientes, está en juego la credibilidad del sistema democrático ante la ciudadanía.


Produce hastío ver a PP y PSOE intercambiando acusaciones mutuas de corrupción en otros lugares, reprochando al otro lo que precisamente ellos no hacen. Piden firmeza cuando no son ellos y no ejercen medidas cuando les afecta.


Por otra parte gracias a la obsesión del PP con el terrorismo y el todo es ETA, se dificulta notablemente que en casos de corrupción se pueda actuar con diligencia. Salvo el caso de Marbella por ser clamoroso. Poco menos que no deja más opción de disolución por delitos de terrorismo. Ya sabemos a quién va dirigido y por qué razones. No les debe de preocupar en cambio una pésima gestión ni la corrupción como causa para disolver. Un municipio puede estar bien gobernado por un partido que ellos consideran parte de ETA, es su estrategia. Sin embargo produce indefensión ante cualquier otro partido que ejerza una gestión muy nociva a los intereses del municipio.

No hay comentarios: