miércoles, 30 de septiembre de 2009

La sucursal del PSOE contraataca

No ha gustado en la sucursal aragonesa del PSOE el informe del Justicia de Aragón, a petición de CHA sobre la financiación autonómica. No es que diga nada nuevo, pero confirma el desigual trato que recibe Aragón frente a otras autonomías del Estado con más población y por tanto más votos, donde el PSOE o el partido de turno en el poder tienen más intereses. Estas autonomías han sabido defender sus intereses haciendo primar los conceptos que les benefician. Legítimamente. No es ninguna crítica hacia ellas sino hacia quién decide el reparto, el gobierno, que es lo que a menudo olvidan aquí. Desaprovecharon la oportunidad en 2007 con la reforma infausta del estatuto. La falta de radicalidad del informe se observa en que afirma que Aragón no sale malparada, pero que sí recibe menos que otras autonomías.


Sede del PSOE-Aragón


La sumisión colonial del PSOE se demuestra en que se niegan públicamente a conseguir un convenio bilateral con el Estado. Porque sería como la fiscalidad del País Vasco y Navarra. ¿Y? Viene recogido ese aspecto desde el primer estatuto de 1982. Sería un magnífico instrumento para corregir esas diferencias. Les preocupa más eso que defender los intereses de su territorio. Así pueden seguir con sus compromisos interesados a costa de los demás. No creo que tampoco nos hayamos visto beneficiados por la solidaridad interterritorial como para defender el actual sistema. En realidad señor Franco, no diga que la constitución nos impide acceder a tener una hacienda propia, porque pone ésto.

Disposiciones adicionales
Primera
Derechos históricos de los territorios forales
La Constitución ampara y respeta los derechos históricos de los territorios forales.
La actualización general de dicho régimen foral se llevará a cabo, en su caso, en el marco de la Constitución y de los Estatutos de Autonomía.


Y en el estatuto se puede leer.

Disposición adicional tercera.
La aceptación del régimen de autonomía que se establece en el presente Estatuto no implica la renuncia del pueblo aragonés a los derechos que como tal le hubieran podido corresponder en virtud de su historia, los que podrán ser actualizados de acuerdo con lo que establece la disposición adicional primera de la Constitución.


Su burda reacción es encargar un informe desde el mismo departamento de economía, por lo tanto partidista, y atribuir al otro deficiencias técnicas. Y que propiciaría un federalismo asimétrico. Para afirmar ésto hay que ser cínico, porque no sé cómo calificar lo que han firmado con otras autonomías y en general el desarrollo del estado autonómico. Es que hasta incumplen el artículo 108 sobre la negociación bilateral Estado-Aragón, los mismos que más han defendido el estatuto son los primeros en incumplirlo.

No hay comentarios: