domingo, 14 de junio de 2009

Por fin llegan las restituciones a Lechago

Conocido es el dineral que cuestan los embalses. Pero entre todo ese dinero, donde las administraciones racanean y demoran desvergonzadamente todo lo que pueden, es dónde más énfasis y atención deberían poner, las restituciones. Éstas deberían llegar paralelamente al inicio de las obras, o mejor aún, cuando se licita la obra.
Las obras del embalse de Lechago empezaron hace seis años. Ahora, justo que la obra está finalizada, empiezan a llegar las restituciones. Lo cual me parece impresentable. Todo a pesar de que se aceptaron las expropiaciones. No ha habido una oposición como en otros embalses, sino una reclamación de lo que es justo por el perjuicio recibido, una compensación. Unas obras en el entorno valoradas en más de 13 millones de euros.

No hay comentarios: