domingo, 10 de mayo de 2009

Desastre caísta

Se consumó lo que se venía avecinando, así que tampoco pilla de sorpresa, pero no por ello la desilusión es menor. El CAI vuelve a la LEB. Fruto de la incompetencia, amiguismo y falta de conocimientos de sus rectores. Principalmente el presidente Reynaldo Benito y el ya ex director deportivo Chápuli, que al menos ha dimitido. De los errores se aprende, pero da envidia sana ver cómo otros equipos ACB, con más limitaciones saben manejar mucho mejor sus recursos. La pérdida no es sólo deportiva y económica, más tras gastarse más de lo que pensaban tratando de evitar el descenso, sino puede ser de capital humano, que es el principal activo del club. Seguro que muchos van a renovar su abono, pero las ganas de ver ACB tras doce años y el desencanto ha sido grande. Algunos han vivido del recuerdo del viejo CAI, pero la gran mayoría era consciente de que el objetivo no era otro que la permanencia e ir poco a poco consolidándose.
Hablar a esta directiva de un proyecto a medio plazo, no ya a largo, es hablarles de algo desconocido. Han tenido que pagar el canon y luego han hecho muchos cambios en la plantilla, un gasto para nada, además tardío y desaprovechado, de gastarse dinero, mejor a principio de temporada y no ir poniendo parches, sin visión de futuro. El deja vu con el Murcia fue la culminación, pero aún habiendo ganado, 9 victorias en 32 partidos no son merecedoras más que de bajar de categoría, un año con la permanencia muy barata. Perder los últimos siete partidos, cuatro de ellos en casa, lo dice todo. Todas las carencias reseñadas en la primera vuelta y más. El equipo sufrió una regresión en vez de una evolución.
Una directiva que ha ido dando bandazos. Si a Curro Segura se le acusaba de que le venía grande la ACB, a Alberto Angulo le ha venido enorme. Se ha quemado además una opción de futuro interesante, cuando tuviera más formación. Reynaldo es responsable. Me parece incomprensible que con alguien disponible como Katsikaris no se le eligiera, o a un entrenador con más experiencia, no me refiero a algunos que e les ha quedado el libreto desfasado. Con Angulo, si bien mejoró algo la defensa, el ataque fue todavía a peor. Balones a Quinteros. Marear la bola, botarla 20 segundos, tiros forzados, malas elecciones. Falta de preparación de jugadas para aprovechar los recursos.
Por posiciones.
Base: Un fiasco total, el CAI ha carecido de timón todo el año. Victoriano ha demostrado sus limitaciones en la ACB. con un buen primer base, habría lucido algo más. Green no ha avanzado nada en la dirección de juego, errores infantiles y únicamente reseñable su capacidad anotadora, irregular por otra parte. La apuesta en un puesto clave, incomprensible, un fiasco. Colom, mareado por el club, repescado, en los escasos minutos que tuvo demostró ser el mejor base del equipo, con los mínimos fundamentos exigibles. No se entiende que no jugara más.
Escolta: Quinteros un crack, deportivamente el mejor sin discusión, infinitamente por encima del equipo. Si todos hubieran demostrado su compromiso quizá hablaríamos de otra cosa. Suerte dónde vayas. Lescano al igual que Victoriano, demostró que en la ACB puede funcionar como rotación, no en un papel importante. Con las ganas no vale.
Alero: Guerra, otro irreprochable en las ganas pero limitado, se esperaba que cambiar de equipo le viniera bien para progresar. Sin confianza en el tiro. Sergio Pérez sólo sabe tirar de tres y no había ninguna jugada preparada para aprovecharlo. Con su altura podría ayudar más, pero a estas alturas no se le va a cambiar. Cvetkovic, a pesar de todo, cumplió bastante bien, un jugador completo. De haber contado con él todo el año o un jugador similar, la plantilla habría estado más equilibrada. El ansiado alero alto.
Ala pivot: A Lewis se le cortó para traer un 5 y trajeron un 4, habla de la planificación. Le perjudicó ser extracomunitario y su falta de brega en la pintura. Intachable profesionalidad. DP ha ido progresando y adecuándose a la ACB, acabando como el 4 titular y rindiendo correctamente. Zizic vino fuera de forma, de sitio y sin ganas.
Pivot: Garcés se acabó acomodando al rol suplente, su ficha dice otra cosa. Starosta acabó cortado por ser comunitario. Como suplente de un buen cinco habría lucido más. Una constante en la plantilla, gente con vitola importante que no da para ello, sino como complemento. Arteaga ya sabía su rol y poco se puede decir. Woods ha estado desaprovechado, en el CAI tendría que haber sido determinante de haber recibido más balones interiores. Una pena. Para lanzar de media o larga distancia me quedo con Lewis. No se le podía limitar a poner bloqueos y coger rebotes.
No quiero comentar el arbitraje, sibilino del último partido. Se desciende por más motivos, si bien es cierto que acabaron de dar el empujón. No pueden pitar una falta de ataque rigurosa a Quinteros, cuasi decisiva, cuando no le han pitado ninguna a favor de las que le hicieron sin balón. Junto al pésimo planteamiento de Alberto Angulo. Woods apenas recibió en condiciones el balón. Esperábamos todos una defensa presionante al joven Marco, y casi sale como base internacional, sólo se hizo 5 minutos con su suplente. Otra cosa incomprensible.
Esperemos que un día aprendan a hacer proyectos serios. Con los pies en el suelo y para crecer deportivamente poco a poco.

No hay comentarios: