jueves, 15 de enero de 2009

CAI, primera vuelta

Finalizada la primera vuelta, desde la modestia de mis conocimientos baloncestísticos, hago un pequeño análisis, continuación de la previsión que hice tras la supercopa, en algunos aspectos algo distorsionada por la misma y lo que luego se ha demostrado ante los grandes. El CAI ha rendido mejor a pesar de perder, contra los grandes, es decir, cuando ha jugado sin presión, sin nada que perder. Mientras que contra los equipos de su liga lo ha hecho peor, teniendo que aguantar la presión de ganar, llegando a algunos ridículos como los de Menorca o Murcia. También ha bajado significativamente su rendimiento cuando ha jugado fuera de casa.
La planificación se ha demostrado equivocada en algunos aspectos importantes. La apuesta por Green era arriesgada, y no sé si el CAI es el mejor sitio para que un joven americano haga su primera experiencia europea, si en el primer año se puede gastar una plaza de extranjero para rodar un base, quizá sería mejor con el proyecto más asentado. Sigo echando en falta un tres fuerte, pensaba que ahí iba a ir una plaza de extranjero, y otra en un cinco, ni lo uno ni lo otro. El puesto de cinco ha fallado. Lo peor es que era previsible desde pretemporada y se ha arriesgado en exceso, demostrando por otra parte una lentitud exasperante para reaccionar ante las dificultades. Chápuli da la sensación de improvisar, de no tener estudiado el mercado para actuar con rapidez ante cualquier contingencia, y que sus presuntos contactos de su estancia en el Real Madrid no son tales o le han dado calabazas. Otro error ha sido cerrarse el mercado comunitario salvo corte, posiblemente el más accesible y económico.
Curro Segura también me ha decepcionado. Lo mismo que le reconocí el mérito del ascenso. No ha sabido mantener tan cohesionado al grupo como el año pasado, una de las claves del ascenso, sobre todo en algunas fases de la temporada. No demuestra capacidad de reacción ante las visicitudes de un partido, o ante algo que no hubiera previsto en la preparación de un partido. Y pobreza táctica tanto en defensa como en ataque. Da la sensación de que algunos jugadores podrían rendir más. El balance 5-11 es aprobado justo. Casi todos los rivales directos van a pasar por el PF y ahí va a estar la mayor parte de la salvación. Y a ver si en la segunda vuelta son capaces de dar alguna sorpresa ante los grandes, cosa que han hecho los demás equipos.
Por posiciones.
Base:
Victoriano ha cumplido, sin alardes, parece más importante como voz autorizada en el grupo que deportivamente. Lo cierto es que a pesar del calendario duro, las siete derrotas seguidas y las peores sensaciones del equipo coincidieron con su lesión. Green en ese periodo demostró que aún no está para ser llevar él sólo esa responsabilidad. Mediocre en la dirección, bien aunque algo irregular en la anotación. Le sigo viendo potencial, pero me remito al segundo párrafo. Marco ha pasado con pena y sin ninguna gloria, horrible en el tiro, demostrando que ya no está para jugar en la ACB.
Escolta:
Quinteros es un crack, mejor aún de lo esperado. Ganador en todos los sentidos. Una pena que acabe contrato y posiblemente no siga. El pacto de caballeros de su fichaje hace que el CAI prometiera no ir al derecho de tanteo. Un lujo en este equipo. Lescano salvo el día del TAU, ha aportado mucho menos de lo esperado, llegué a pensar en él como corte, a pesar de su carisma en la afición y que caiga bien a todos.
Alero:
Guerra se ha ido apagando y perdiendo la confianza ofensivamente, aporta su intensidad y defensa, pero se necesita más. Sergio Pérez Agnostou cuenta poco, y no parece que cuando juegue se tenga nada preparado para aprovechar su tiro de tres. Situación incómoda.
Ala-pívot:
Lewis ha ido de más a menos. Aporta su clase cuando está acertado ofensivamente. Pero me parece inconcebible que un cuatro capture cero rebotes los dos últimos partidos. Ya sabíamos que tiene alergia a la zona, pero no tanta. Juega como un tres. No creo que Segura haya pensado ponerle ahí y además dejaría en peor situación a Guerra y Sergio Pérez. No lo ha hecho mal desde luego, pero no es el jugador que necesitamos ahora, más viendo el fiasco de los cinco. DP se ha ido entonando y hoy es el único que anota en el poste bajo. Ha sabido adaptarse y ha ganado en protagonismo. Zizic, el nuevo fichaje, es una incógnita tras sus dos últimos años. Mejor que Starosta se supone que lo va a hacer, y aque aportará algo de dureza en la zona. El problema es que se necesita un cinco y se trae un cuatro que ocasionalmente puede hacer de cinco, y para ello se corta a un cinco. Aparte que la posición de cuatro está aceptablemente cubierta. Tendría más sentido si cortaran a Lewis y ficharan un cinco.
Pívot:
Garcés ha estado mal, a pesar que se sabía que no estaba para ser referente ofensivo. Penosos sus ganchos. Ultimamente se ha entonado algo, y al menos aporta defensa y rebote. Del corte le ha salvado ser banderita. Que de las gracias a Llorente. Starosta ha tenido en ocasiones que asumir más protagonismo del deseable. Sin hacerlo mal en su rol, a pesar de su blandura y no aprovechar su altura, el corte viene por ser comunitario. Con esa altura, hay que meterla para abajo, machacando. Arteaga ha estado acorde a lo que se presumía, un papel muy secundario.

No hay comentarios: