sábado, 28 de marzo de 2009

¿Qué espera De la Vega?

Las políticas del gobierno español y muchas veces la falta de cumplimiento de sus promesas, le han llevado a una delicada situación parlamentaria. Donde necesita el apoyo de otros grupos para sacar adelante las leyes. A mi me gusta porque teóricamente supone una vida parlamentaria más rica y diversa. A otras personas les ha entrado la prisa por asegurar una mayoría parlamentaria.


Ya sabemos que el PSOE tiene de socialista sólo el apellido. Por eso no extraña que busque una alianza con la burguesía catalana encarnada en CIU. Un partido que se suele presentar periódicamente como partido de la estabilidad y las buenas costumbres. Desde luego buenas políticas económicas y sociales pueden salir. La suma matemática de ambos grupos da mayoría absoluta. De ser mínimamente audaz, buscaría un pacto de izquierdas más amplio, echando mano del grupo mixto y del conformado por ERC, IU e ICV. Demasiado escorado para lo que es el PSOE. Me recuerda a la cariñosa despedida que tuvo Labordeta por parte de Zapatero. Realmente salvo algunas concesiones simpáticamente concedidas, las grandes cuestiones aragonesas no quedaron en claro ni solucionadas. Habría sido más práctico ser menos cariñoso y más atento a las necesidades.


Por ésas cuestiones resulta descarado lo que dice una vez más De la Vega. Apelar a la responsabilidad de los diputados. Habrá que ganársela digo yo. Siendo serios, coherentes, cumpliendo lo que se dice. Buscando alianzas lógicas y no resultadistas y oportunistas. La primera legislatura se presentó como aire fresco frente al orden y mando del PP, y ahora llevan mucho tiempo faltos de ideología y compromiso social. No se puede quedar en las buenas palabras y las promesas. Hay que ser justos con todos y no sólo por el apoyo parlamentario puntual.

No hay comentarios: