sábado, 3 de enero de 2009

Paterna antitaurina

Cada vez es más patente el rechazo a las fiestas que incluyen maltrato a los animales. Es lo normal y lógico en una sociedad avanzada. Las tradiciones crueles no tienen cabida. No es sólo una sensación, sino que hay datos palpables en encuestas y asistencia a estos espectáculos de bochorno. Desde aquí felicito al ayuntamiento de Paterna, por su iniciativa de consulta sobre estos mal llamados festejos, y asumir como propia la decisión de la gran mayoría. Es significativo que tan sólo el 1% le resultara indiferente, pues al final la indiferencia beneficia a los que están a favor, un 68% se mostró en contra. Reafirmando la ordenanza municipal aprobada de protección de los animales.
La reacción taurina es como siempre de rechazo a aceptar la decisión de la mayoría. Viven en un mundo aparte, y se creen al margen de acatar las leyes y las decisiones democráticamente tomadas. En el fondo saben que la defunción de la tauromaquia es cuestión de tiempo, y quieren alargar lo máximo posible. Así como que si cundiera el ejemplo, en otros lugares saldría el mismo resultado. Se aprovechan del erario público para divertirse unos pocos maltratando animales.

No hay comentarios: