miércoles, 31 de diciembre de 2008

La nueva financiación

Un tema siempre espinoso y sensible es la financiación autonómica. Más en el caso de Aragón donde se suelen obviar sus particularidades geográficas y demográficas. Por no hablar de la eterna deuda tributaria. Aunque parece que al gobierno aragonés le satisface. Veremos al final en qué quedan las promesas y en cuánto el dinero real. También parece que no es momento de reivindicar la deuda tributaria. Parece que nada tienen que reclamarle, así que se presenta antes incluso de reunirse Zapatero con Marcelino. Sintomático. Si es bueno porque recoge las líneas del estatuto, entonces mal vamos. Sobre todo si están en la misma obligatoriedad que marca.

No hay comentarios: