domingo, 21 de septiembre de 2008

Lo ilegal

Dice el refrán que no hay dos sin tres, y así opina el tribunal supremo español, que tras ilegalizar a Batasuna y ANV, hace lo mismo con EHAK. Poco más que añadir a lo de siempre. No me parece camino sino para la radicalización. En vez de intentar acercar. Más con una ley de partidos hecha expresamente para ilegalizar una ideología. Una vez más podemos ver la asimilación entre ETA y un partido político. Haciendo un totum revolutum con todo el mundo abertzale, que parece que es el fin principal. Cuando habla de asumir los postulados de ETA, debería matizarse el expreso apoyo a la violencia, que es lo realmente condenable. Coincidir políticamente en la idea independentista no es lo mismo, sí en el uso de la violencia. Poner de ejemplo el TAV no me parece convincente, aparte que ya de paso aprovecha para criminalizar la oposición a la obra. Salvo que demuestre que hay personas de ese partido relacionadas con sabotajes violentos. Saldrá un nuevo partido y una nueva ilegalización, en un bucle, sin avanzar en lo que realmente importa, solucionar el problema.



Hablando de ilegalidades, en Mularroya, la ministra Espinosa, cómplice de la ilegalidad de la obra, ha adjudicado por 8,5 millones de euros, la vigilancia geológica de las obras. A la unión temporal de empresas formada por Typsa (Técnica y Proyectos), Incisa (Ingeniería Civil Internacional) y Geocisa. Veremos que pasa. Por lo pronto demuestra de nuevo la magnitud de la obra, y una preocupación por prever o tapar ciertos problemas que pudieran surgir.





Para cometer ilegalidades como esta, sin tener que depender del gobierno central, debe ser para lo que pide, por enésima vez, el PAR competencias plenas en materia hidráulica. Para más inri invocan ese estatuto paupérrimo que apoyaron con tanta vehemencia, que otra vez se demuestra ineficaz, teniendo que insistir en mendigar al gobierno central. Ellos lo apoyaron, que no se quejen.

No hay comentarios: