jueves, 29 de mayo de 2008

Contradicciones

Los propios trasvasistas auguran abastecimiento de agua a Barcelona para los próximos nueve meses. No casa con una situación de emergencia. Lo que no se entiende es que el Gobierno tenga que negociar con la Generalitat. ¿Negociaron con Aragón alguno de los intentos de trasvase? Tienen distinta consideración. La situación les ha dejado una vez más con el culo al aire, aunque hayan intentado alargar la situación, que tenía desde el punto de vista lógico, un único final. Un escarnio merecido. Pero a pasar página y hasta la próxima, cuando ya no se acuerden.
Y mientras se felicitan por el principio del fin del trasvase, se congratulan por el inicio de las expropiaciones en Mularroya, para el canal del túnel, haciendo gala una vez más de su incongruencia en la materia. Por la ley de expropiación forzosa de 1959, para qué hacer otra si se hace la misma política.

No hay comentarios: